Después de que Estados Unidos realizase compras masivas para el tratamiento de remdesivir para la COVID-19,  Europa ha querido garantizar el acceso al mismo. Así,  la Comisión Europea firmó ayer un contrato con la empresa farmacéutica Gilead para garantizar dosis de tratamiento de Veklury.

El Instrumento de Asistencia Urgente de la Comisión financiará el contrato, por un importe total de 63 millones de euros. De esa forma se garantizará el tratamiento de 30 000 pacientes con síntomas graves de COVID-19. Esto contribuirá a cubrir las necesidades actuales durante los próximos meses y al mismo tiempo garantizará una distribución justa a nivel de la Unión Europea.

A partir de principios de agosto, se pondrán a disposición de los estados miembros y el Reino Unido lotes de Veklury, con la coordinación y el apoyo de la Comisión. “La Comisión está haciendo todo cuanto está en su mano para garantizar el acceso a tratamientos seguros y eficaces, y para apoyar el desarrollo de vacunas contra el coronavirus. El acuerdo alcanzado ayer es otro importante paso adelante en nuestra lucha para superar esta enfermedad”, expuso, Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria.

Tratamiento de remdesivir

El 3 de julio, el tratamiento de remdesivir se convirtió en el primero al que se concedió una autorización condicional de comercialización. Esta autorización facilita el acceso temprano a los medicamentos en situaciones de emergencia de salud pública, como la actual pandemia

El tratamiento de remdesivir  para COVID-19 está indicado en  adultos y adolescentes a partir de doce años que padecen una neumonía que requiere oxígeno suplementario. La solicitud de autorización de comercialización se presentó a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) el 8 de junio.

Si bien está autorizado en la UE, este medicamento sigue siendo objeto de seguimiento para garantizar la seguridad. También se ha pedido a Gilead que, a más tardar en diciembre de 2020, presente a la EMA los informes finales de los estudios de remdesivir, como parte de las condiciones que han de cumplirse para pasar de una autorización condicional de comercialización a una autorización de comercialización completa.

Se espera que, a más tardar en agosto de 2020, se presenten más datos sobre la eficacia y la seguridad del medicamento, al objeto de finalizar este proceso.