E.P.- Los autores de una revisión de estudios, publicada en la última edición de la revista The Lancet (Lancet 2003; 361: 1035-44.), predicen que los problemas sociales en los países del antiguos bloque de este, resultantes en un elevado número de usuarios de drogas inyectadas y en un aumento de las enfermedades sexualmente transmitidas, causarán un aumento de la epidemia del sida en la Europa del este.

Los investigadores describen recientes tendencias en la epidemia de VIH y las diferencias entre Europa del este y Europa central, empleando datos de sondeos y de informes publicados y no publicados.

Durante los pasados cinco años, informan, la mayoría de los países de la antigua Unión Soviética se han visto gravemente afectados por la epidemia del VIH, que continúa extendiéndose como resultado del uso de drogas inyectadas.

Con una estimación de un millón de individuos infectados, la mayoría consumidores de drogas intravenosas, y altos índices de sífilis, esta zona puede pronto enfrentarse a una epidemia a gran escala de infección por VIH sexualmente transmitida.

Los autores de esta revisión, pertenecientes al Institut de Veille Sanitaire de Francia, comentan: "En vista de los actuales niveles de prevalencia del VIH, Europa del este se enfrentará pronto con una gran epidemia de sida. En contraste, los índices de VIH en Europa Central permanecen actualmente bajos, si bien las actitudes que promueven la transmisión del VIH se encuentran presentes en todos los países. Se necesitan urgentemente medidas de prevención de una posible expansión del VIH".