La asociación EuropaColon España ha organizado la jornada ‘El cáncer de colon en modo on: Prevención, Innovación, Humanización’, dirigida a pacientes, familiares y cuidadores. Durante la misma, uno de los temas clave han sido los fármacos innovadores y los tiempos de acceso a la innovación. No obstante, una vez aprobados por las Agencias Española y Europea del Medicamento, la elaboración de los informes de posicionamiento terapéutico (IPT) tarda una media de ocho meses. “Uno de los objetivos de EuropaColon es reducir este tiempo a un máximo de tres meses”, exponía Luis Miguel de la Fuente, presidente de EuropaColon.

En esta línea, otro aspecto preocupante es que, una vez fijado el precio de reembolso, estos medicamentos no llegan a todos los pacientes que podrían beneficiarse de los mismos. Según explicaba De la Fuente, el motivo es que las Administraciones de algunas comunidades autónomas imponen criterios más restrictivos para su uso que las propias agencias reguladoras. También ocurre con las gerencias de determinados hospitales “España es la cuarta economía de la zona euro. Por tanto, deberíamos estar a la cabeza en el acceso a los tratamientos oncológicos innovadores”, argumentaba.

Inequidad en los tiempos de acceso a la innovación

Precisamente durante la jornada se ha organizado una mesa-debate para abordar las ‘Inequidades en el acceso a tratamientos oncológicos innovadores’. Durante el coloquio, se han destacado los avances que se han presentado en los últimos años para el tratamiento del cáncer colorrectal. Estos han permitido triplicar la mediana de supervivencia de los pacientes.

En este sentido, se mencionaba la identificación de la mutación BRAFV600E. La misma ha supuesto el desarrollo de una línea de investigación que ha generado nuevas opciones terapéuticas. Sin embargo, sigue existiendo inequidad en los tiempos de acceso a la innovación.

En concreto, para esta mutación, el ensayo clínico BEACON analizó la eficacia de la combinación de un inhibidor de BRAF y un anticuerpo anti-EGFR (encorafenib y cetuximab, respectivamente).  Esta combinación en la actualidad está aprobada por las agencias reguladoras de Europa y de Estados Unidos en este grupo de pacientes. Pero no es accesible aún a todos los que podrían beneficiarse de la misma.

Por último, en esta jornada de EuropaColon también se incidía en la importancia de un diagnóstico precoz. Así, se concluía que los cribados en menores de 50 años mejoran la detección precoz entre la gente joven, pero es más efectivo centrar esfuerzos en la prevención de los grupos de riesgo.