En España, cada año se diagnostican más de 40.000 nuevos casos de cáncer colorrectal. Ante esta realidad, LEO Pharma ha querido apoyar la puesta en marcha del estudio CARTAGO. El mismo analiza la evaluación del riesgo tromboembólico venoso en pacientes con cáncer colorrectal. Una de las principales conclusiones es que dos de cada diez eventos tromboembólicos se presentan en relación con un cáncer activo.

Cabe tener en cuenta que un evento trombótico venoso en un paciente con cáncer tiene serias consecuencias. No obstante, el riesgo de trombosis recurrente, el riesgo de sangrado durante la anticoagulación y las tasas de hospitalización aumentan. De forma contraria, el tiempo de supervivencia disminuye.

Claves del estudio CARTAGO

El objetivo del estudio CARTAGO es evaluar el riesgo de TEV en pacientes con cáncer colorrectal. En concreto, para describir las características que pueden asociarse a un mayor riesgo trombogénico. Así, durante 6 meses, más de 500 pacientes que iniciaban tratamiento contra el cáncer tanto en España como en Portugal participaron en el estudio.

Sobre el mismo aportaba más datos Elena Brozos, adjunta del Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. En concreto, en el contexto de de la Conferencia Internacional sobre Problemas de Trombosis y Hemostasia en el Cáncer (ICTHIC en sus siglas en inglés). “Durante estos 6 meses hemos podido asociar la progresión de la enfermedad en los primeros 3 meses con un aumento de los eventos de . Por otra parte, la mutación BRAF en pacientes con metástasis también podría ser un importante factor de riesgo de trombosis. Con toda esta información, desde la sanidad española se podrían establecer estrategias de prevención de la trombosis más dirigidas al paciente”.

Además de las principales conclusiones del estudio CARTAGO, la XI edición del ICTHIC también acogió la presentación del estudio CAT LONG. Este contó más de 580 para analizar la seguridad de la heparina de bajo peso molecular (HBPM) más allá de los 12 meses en pacientes con una trombosis asociada a cáncer. El estudio también fue apoyado por LEO Pharma. Su principal conclusión es que, en los pacientes con trombosis asociada al cáncer bajo tratamiento anticoagulante con heparina de bajo peso molecular, la tasa de hemorragias clínicamente relevantes y de hemorragias mayores fue menor más alTEV, lá del año. Unos datos que permiten aumentar conocimiento de la seguridad a largo plazo con HBPM.