Redacción/E.P. Madrid.- El paciente extremeño de 38 años ingresado en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz desde el pasado martes con un posible caso de neumonía asiática evoluciona favorablemente, según el último parte médico facilitado por la Junta de Extremadura. También se ha descartado que el paciente en observación en Burela, Lugo, sufra esta patología, al igual que ha ocurrido con tres casos sospechosos en Andalucía.

El parte facultativo del paciente extremeño indica que evoluciona de manera favorable, "afebril y con disminución de la condensación de lóbulo inferior izquierdo, con mejoría radiológica evidente". El paciente se encuentra aislado tras un doble cristal en la primera planta del hospital por indicación de la Organización Mundial de la Salud. La habitación tiene una presión negativa para que el aire no se disemine por el hospital.

La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, informó a última hora del martes de este probable caso. El paciente, según Pastor, padecía los síntomas descritos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras una estancia, entre el 19 y el 26 de febrero, en Beijin durante un viaje de negocios. Este paciente ingresó en el Hospital Infanta Cristina el pasado día 16 con una sintomatología de fiebre alta, tos, disnea, dolor muscular y de cabeza.

El Ministerio de Sanidad, que notificó este caso a la OMS y al sistema de alerta de la Unión Europea, ha realizado una encuesta a todos aquellas personas que compartieron el vuelo, así como a sus familiares. Todos ellos, destacó la ministra, se encuentran en buenas condiciones. En este sentido, la ministra insistió en transmitir un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos porque "todos los sistemas de control están listos y preparados".

Otro de los posibles casos de neumonía asiática se detectó en Galicia y ya ha sido descartado, según ha confirmado el presidente de la Xunta gallega, Manuel Fraga. Se trata de un varón de 51 años de edad de Burela, en Lugo, que, según fuentes de la Consejería de Sanidad de Galicia, coincidió en el mismo hotel, durante su estancia en Pekín, con el paciente ingresado en el Infanta Cristina de Badajoz. De todos modos, este paciente se encuentra en observación desde el miércoles en el Hospital da Costa.

La Consejería gallega mantiene activado desde el pasado lunes un Sistema de Vigilancia Epidemiológica específico, tanto en Atención Primaria como Especializada, a fin de detectar, lo más rápido posible, cualquier caso en el que se sospeche alguna posibilidad de la enfermedad aparecida en Asia y que la OMS ha bautizado como Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS).

Ningún caso en Andalucía

Por otra parte, en Andalucía, el consejero de Salud, Francisco Vallejo, ha asegurado que "no hay ningún posible caso de neumonía asiática" en esta Comunidad Autónoma, tras descartar los tres sospechosos que se aislaron en los hospitales de Costa del Sol, en Marbella (Málaga), y Carlos Haya, en Málaga, desde el martes. En este sentido, Vallejo indicó que "lo que sí hay es un nivel de prevención muy alto", ya que, además del protocolo que acordó la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el propio Ministerio de Sanidad, se está actuando sobre cualquier persona que tenga síntomas similares a cualquier enfermedad vírica y haya viajado a esos países recientemente.

Vallejo destacó que el aislamiento de estos tres pacientes no "quiere decir" que fueran casos sospechosos, sino que a la Consejería "nos parecía mejor evitar algún tipo de contagio, porque una vez que se produce uno internamente es más difícil actuar, porque la población de riesgo es mayor". Según el consejero, esto significa que las autoridades saben "que este tipo de neumonía es importada de unos países donde por suerte no se viaja mucho desde Andalucía y, por lo tanto, la posible población de riesgo es mínima".

En España no hay motivos para la alarma

Los expertos, por su parte, afirman que en España no hay motivos para alarmarse. Los dos pacientes ingresados en Badajoz y Lugo por posible neumonía atípica "cumplen muy a duras penas la definición de casos sospechosos", y aunque deben seguirse con "prudencia" y atención, por el momento "no hay motivo para la alarma" en España ante un hipotético brote de esta enfermedad, ha afirmado el doctor Carlos Álvarez, neumólogo del Hospital 12 de Octubre.

"Por ahora hay una definición de casos sospechosos totalmente preliminar en ausencia de una etiología, que como todos, deben comprobarse con mucha prudencia, aunque lo normal es que no sea esta neumonía mal llamada atípica", precisó y argumentó esta aseveración señalando que el número de casos afectados en todo el mundo evidencia una transmisividad "muy superior a la de otras neumonías" por lo que podría no tratarse de esta enfermedad, aunque sí que "constituye una epidemia, y como en toda epidemia, el control de la transmisión es esencial".

Estimó que "el riesgo en España es muy bajo", por lo que lo único que hay que hacer es "estar muy atentos con los casos que cumplen la definición de sospechosos, "aunque finalmente no lo sean". "Creo que no hay motivo para la alarma y las medidas son suficientes", apostilló el doctor Álvarez, miembro de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (NeumoMadrid).