Un total de 412 brotes activos de COVID-19. Es decir, 51 más que los notificados el martes, el 70 por ciento de ellos en Cataluña y Aragón. Esto supone un total de 4.870 casos asociados. Estos son los datos que ha ofrecido el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Según Illa, la mayoría de los brotes se deben al ámbito social. En este sentido, el ministro ha advertido del aumento de los casos relacionados con fiestas particulares y ocio nocturno. Por ello, ha recordado la “importancia de seguir todas las recomendaciones sanitarias y mantener la prudencia en todos los entornos”.

El 24 por ciento de los brotes activos están vinculados al ámbito laboral, sobre todo al hortofrutícola y a la población vulnerable que trabaja en este sector. El 19 por ciento se califica como de componente mixto, al haber ocurrido en diferentes ámbitos.

El ministro ha defendido que, pese a esta situación, “alrededor del 70 por ciento de los brotes tienen menos de diez casos asociados“. Cabe recordar que desde la entrada a la ‘nueva normalidad’, se han producido 527 brotes con 6.960 positivos.

Brotes activos, pero diferentes a marzo

Pese a estos datos sobre los rebotes activos, Salvador Illa ha matizado las diferencias con la situación de marzo. Así, ha detallado que en torno al 60 por ciento de los contagiados ahora son asintomáticos. “Esto quiere decir que se están detectando por el rastreo y seguimiento de casos. Están funcionando”. Además, ha indicado que se están realizando 42.000 PCR diarias de media, subiendo hasta 48.000 en días laborables.

Otro de los motivos, de acuerdo con el parecer del ministro, es que el virus está afectando a personas más jóvenes. “De una edad media de 63 años en marzo y abril a 45 años ahora. En las últimas cinco semanas la edad media baja a los 40 años aproximadamente. Son casos más leves que los que registrábamos en meses anteriores”. Igualmente, ha señalado que “son pocos los casos que requieren ingresos hospitalarios”.

Según sus cifras, en estos momentos hay 209 ingresados en UCI, seis menos que el martes, y 18 de ellos sin respiración asistida. Por último, ha recordado que las cifras de fallecimientos se mantienen bajas.