“Actualmente, tan solo conocemos el 30 por ciento de la etiología de la neumonía y es necesario que esta situación cambie. Ante el avance de bacterias resistentes, una de las mejores herramientas con las que contamos es el diagnóstico microbiológico temprano, que nos permite conocer a qué bacteria nos enfrentamos y su vulnerabilidad”. Estas eran las palabras de Miguel Salavert, del Grupo de Investigación de ‘Infecciones en el Paciente Grave’ del Hospital Universitario y Politécnico La Fe (Valencia) en el contexto de una jornada sobre neumonía con motivo del Día Internacional de esta enfermedad.

La jornada ha tenido lugar en la sede del Colegio de Médicos de Madrid con el apoyo de bioMérieux, empresa líder en diagnóstico microbiológico, y el laboratorio farmacéutico Pfizer. La misma era organizada por el Grupo de Estudio de Infecciones en el Paciente Crítico (GEIPC) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y se ha se ha centrado en la revisión de las guías actuales de manejo de la neumonía y la integración de técnicas de diagnóstico sindrómico rápido.

Dos cuestiones unidas

Respecto a la segunda cuestión, Antoni Torres, responsable de la Unidad de Cuidados Intensivos Respiratorios del Hospital Clínic de Barcelona, ha insistido en que actualmente, al ser una infección aguda, el inicio del tratamiento debe producirse lo más pronto posible”, lo que ocasiona que “muchos profesionales sanitarios administran medicamentos antes de conocer de forma exacta qué ha desencadenado la infección”.

En este sentido, apostaba por las herramientas de diagnóstico microbiológico rápido “que nos permiten diagnosticar la causa de la neumonía en apenas una hora”. Así, los expertos insistían en que incorporar técnicas rápidas de diagnóstico sindrómico  permite detectar no solo el microorganismo patógeno causante de la infección, sino también identificar la susceptibilidad de estos microorganismos a los diferentes tratamientos antibióticos disponibles.

Por otra parte, Francisco Javier Candel, del Servicio de Microbiología Clínica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, aportaba que es importante que los médicos sepan que tienen a su alcance estas técnicas para que puedan utilizarlas y ayudarles en el diagnóstico de precisión. De esta forma, “la innovación tecnológica avanza cada día más y es necesario hacer una revisión de las guías clínicas sobre el abordaje de la neumonía para incluirla”.