UIC Barcelona y Roche han elaborado un informe para ver opciones de financiación de los fármacos en España, que apunta a un cambio regulatorio para mejorar la fijación de precios. En concreto, el informe se ha basado en la revisión de 89 estudios de potencial interés de los cuales, una vez aplicados los criterios de inclusión y exclusión, se incluyeron en la revisión 26 artículos que cumplían los criterios definidos y se consideraron relevantes para los objetivos de la revisión. Del mismo se desprende que lo ideal sería apostar por el desarrollo de modelos de Precio Basado en Indicación, que son una extensión del conocido Precio Basado en Valor aplicado a cada indicación de un fármaco.

Esta afirmación se basa en la idea de que el precio uniforme tiende a tener consecuencias negativas, ya que algunas indicaciones de menor valor no se reembolsan si el precio fijado se fundamenta en una indicación de alto valor. Además, el precio único puede desincentivar la inversión en nuevas aplicaciones de un medicamento ya conocido.

De esta forma, una de las soluciones encontradas consiste en desarrollar distintas marcas para un mismo producto en función de su indicación. Se trata de una opción que puede generar problemas a la hora de aplicarse cuando la diferencia es grande en precio y las dosis apenas varían. Otra de las opciones es optar por un precio único mixto calculado como promedio, una solución que no resuelve el problema del distinto valor aportado por cada indicación.

Vías para el desarrollo español

Más allá de señalar las ventajas de este modelo, el informe también ahonda en cómo debería ser el desarrollo del mismo, ante la realidad del modelo español actual. Así, el grupo de expertos establece unas líneas de acción capaces de fijar las condiciones de este proceso de cambio.

En primer lugar, sugieren la necesidad de un cambio normativo que permita el paso del precio único al PIB. Además, consideran que es conveniente adaptar el proceso de decisión de precio y financiación, hacer más transparentes y clarificadores las reglas del juego, desarrollar sistemas de información y registro adecuados y orientar el SNS a resultados. Para eso también son necesarios el consenso, la coordinación y el desarrollo de experiencias piloto.

Los firmantes de este informe son Carlos Campillo Artero (Centre de Recerca en Economia i Salut, Barcelona School of Management, Universitat Pompeu Fabra), Jaume Puig-Junoy (Departament d’Economia i Empresa, Universitat Pompeu Fabra; Barcelona-School of Management), José Luis Segú Tolsa (Unitat de Farmacia Clinica i Farmacoterapia de la Facultad de Farmacia, Universitat de Barcelona) y Marta Trapero-Bertran (Institut de Recerca en Avaluació i Polítiques Públiques, Universitat Internacional de Catalunya).