Según estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el cáncer de próstata es el tumor más frecuentemente diagnosticado entre los varones en nuestro país. En 2020 en España se han diagnosticado un total de 35.126 casos. El problema es que la situación se ha agravado todavía más con la aparición del SARS-CoV-2. En concreto, con un incremento de casos de cáncer de próstata en estadios avanzados.

Así se ha puesto de manifiesto en un encuentro sobre cáncer de próstata, organizado en el marco de Movember. En este han intervenido la Asociación Española de Urología (AEU); la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR); y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM); junto con la Asociación de Pacientes con Cáncer de Próstata (ANCAP).

Antonio Prieto, presidente de ANCAP, explica que “mucha gente tenía miedo al contagio. Por ello, no acudían al hospital y demoraban las pruebas que tenían ya agendadas. Posteriormente, ha sido complicado gestionar la recuperación de esos pacientes”. Manuel Esteban, presidente de la AEU, ha explicado que tampoco ha ayudado “la suspensión de determinadas agendas quirúrgicas por necesidades obvias de utilización para otros fines.

En esta línea, Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM, ha mostrado también su preocupación por esa “bolsa de pacientes que todavía no han sido diagnosticados”. Así, según Jorge Contreras, presidente de SEOR, cuando se diagnostiquen, va a suponer un mayor porcentaje de cáncer de próstata en estadios avanzados. “Por tanto, van a tener menores expectativas curativas”.

Evitar el cáncer de próstata en estadios avanzados

Durante el encuentro, los participantes han debatido acerca de las principales barreras a las que se enfrentan los pacientes con cáncer de próstata. Todo con el objetivo de identificar puntos de mejora que puedan ayudar a fomentar el diagnóstico precoz y evitar el cáncer de próstata en estadios avanzados.

Entre las barreras más importantes, los participantes han coincidido en la baja visibilidad del cáncer de próstata y en la necesidad de poner en marcha campañas de concienciación. También, su necesaria inclusión en los planes oncológicos del Ministerio de Sanidad y servicios de salud de las comunidades autónomas. En línea con esto, se ha hablado también de la necesidad de priorización del cáncer de próstata a todos los niveles. Esta petición está basada fundamentalmente en la alta incidencia y prevalencia de este tumor entre la población masculina.