El I Foro de Gestión y Servicios de Farmacia Hospitalaria ha reunido a Farmacéuticos de Hospital y Directivos de la Salud de toda España. Durante el mismo ha destacado la intervención de José Manuel Martínez Sesmero, jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria y coordinador del foro. Según el mismo, los farmacéuticos de hospital están adquiriendo nuevos roles muy relevantes, con un amplio futuro profesional. De esta forma destaca “la gestión integral compartida de las terapias avanzadas y la nanotecnología. Y es que los nuevos paradigmas terapéuticos hacen necesaria la transformación del concepto de Farmacia Hospitalaria”.

A esta idea se sumaba José Soto Bonel, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA). “El papel de la Farmacia Hospitalaria y, por ende, del directivo de estos servicios, es fundamental. Tanto desde el punto de vista de la calidad y la eficiencia de los hospitales. Para ello, es crucial la colaboración desde el punto de vista de la gestión sanitaria. En concreto, entre la Farmacia Hospitalaria y el equipo directivo de las organizaciones sanitarias”.

Medición de resultados en terapias avanzadas y nanotecnología

La clave principal del trabajo de la Farmacia Hospitalaria para implementar la innovación en los hospitales desde la sostenibilidad es la evaluación, selección y posicionamiento de la innovación en farmacoterapia. Esta incluye una evaluación económica, siempre en colaboración con el equipo médico y directivo.

En este sentido, es clave el papel de la medición de resultados en salud. También incorporar en un mayor grado al paciente a este concepto de medición, utilizando las tecnologías y la digitalización. Especialmente en innovaciones como las terapias avanzadas y nanotecnología.

Asimismo, en la medición de resultados en salud en Farmacia Hospitalaria juega un papel fundamental el dataísmo. Este término ha sido empleado para describir la mentalidad creada por el significado emergente del Big Data, la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas.