Miguel Hernán, catedrático de Bioestadística y Epidemiología en la Harvard T.H. Chan School of Public Health y director de CAUSALab en Harvard, ha sido el encargado de abrir la Reunión Anual de la Sociedad Española de Epidemiología. Bajo el título de ‘El momento de la verdad: La epidemiología en los tiempos del COVID-19’, el experto ha analizado la toma de decisiones epidemiológicas durante la pandemia.

Hernán ha manifestado que “la epidemiología, entendida como ciencia de datos de salud, ha sido clave para cuantificar la magnitud de la pandemia y sus consecuencias”. También para identificar factores de riesgo para enfermedad grave y evaluar la efectividad de terapias.

Muchas decisiones de Salud Pública han estado influidas por estudios epidemiológicos sobre vigilancia epidemiológica. Por ejemplo, en el trazado de contactos, demanda de cuidados críticos, seroprevalencia. También en el riesgo de mortalidad en infectados, entre otras áreas de investigación, ha señalado el catedrático.

Estas actividades epidemiológicas punteras a nivel mundial,  sin embargo, chocan con lo que Hernán considera “ejemplos de oportunidades perdidas”. Es el caso de la no creación de sistemas de información de cara a esta y otras futuras crisis de salud.

Lecciones epidemiológicas aprendidas

Entre las lecciones epidemiológicas aprendidas, Hernán también ha recalcado la necesidad de contar con una agencia española de Salud Pública. De hecho, su creación ya ha sido anunciada, para una mejor gestión de las emergencias sanitarias. Asimismo, el catedrático ha insistido en la idea de que evitar completamente futuras pandemias puede ser imposible. Para ello, se debe contar con sistemas de salud pública adecuados. En este sentido, gobernantes y administraciones deben apoyarse en científicos y trabajar conjuntamente con epidemiólogos. Todo para que establezcan puentes entre los datos y las acciones de Salud Pública.

En esta misma línea intervenía en la inauguración la presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología, Elena Vanessa Martínez. Esta ha recordado que la epidemiología ha sido “parte de la solución” durante la pandemia. Por ello,  ha abogado por más recursos, tanto humanos como técnicos, para que no se vuelvan a repetir las carencias que se han ido observando en los últimos 18 meses.