Redacción, Barcelona.- Actualmente, en España se cifra en 100.000 las personas afectadas por el Parkinson y, según estimaciones, otras 30.000 están aún sin diagnosticar, según datos de la Federación Española de esta patología, la cual considera que, como en otras muchas enfermedades crónicas e imprevisibles, los problemas sociales son tanto o más invalidantes que los biológicos o psíquicos, por lo que es necesario, en su opinión, que el enfermo de parkinson reciba un conjunto de ayudas, dirigidas a promocionar su calidad de vida y la de su familia.

Tal es así que dicha entidad, en colaboración con Novartis, ha decidido poner en marcha un servicio de atención telefónica continuada "Parkinson responde" (902 113 942) sobre todo lo relacionado con esta patología. Los afectados por la enfermedad, sus familiares, cuidadores directos y cualquier persona interesada, recibirá una respuesta de profesionales expertos en función de la consulta realizada. Y es que, como se asegura, existen muchos afectados que, por motivos geográficos, tienen como único vínculo de comunicación el teléfono.

En opinión de Yolanda Rueda, directora general de la Federación Española de Parkinson, esta iniciativa se ha puesto en marcha porque "el sistema sanitario español está estructurado de manera que los médicos no pueden dedicar mucho tiempo a cada paciente. Tanto el paciente recién diagnosticado como sus familiares salen de la consulta con muchas dudas respecto a la enfermedad".

Por otro lado "añade- "el paciente puede experimentar complicaciones entre una visita y otra a su neurólogo. Además, las largas listas de espera de los hospitales no permiten avanzar con facilidad las consultas ambulatorias. Dependiendo de la provincia y del estado del paciente, podemos estar hablando de entre seis meses a un año. Es en este período, cuando el paciente necesita tener un teléfono de consulta".

Además, "desde la Federación Española de Parkinson hemos percibido la necesidad de cubrir este servicio muy demandado por los pacientes de nuestras asociaciones, y por este motivo hemos puesto en marcha esta línea de atención telefónica, de ámbito nacional", tal como ha explicado Yolanda Rueda.

En este sentido se ha manifestado también la doctora Angels Bayés, asesora médica del Proyecto, que ha afirmado que "es necesario una línea 902 para dar accesibilidad a los pacientes a un profesional cualificado de manera inmediata, con el fin de responder a sus problemas y angustias, que son muchos en los estados avanzados de la enfermedad". Además, estima que el número de llamadas que se van a realizar "irán aumentando a medida que los pacientes conozcan el servicio".