EL MEDICO INTERACTIVO, E.P., Madrid.- La técnica de biorresonancia aúna la posibilidad de realizar un escáner, diagnóstico y tratamiento en una misma sesión aprovechando los recursos energéticos de las personas. Así lo aseguró Dory Martínez, fisioterapeuta y profesora en Biorresonancia Cuántica y Bioffedback, que presentó el procedimiento en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

La terapia con biorresonancia es efectiva para tratar multitud de enfermedades, destacando los buenos resultados en los procesos crónico-degenerativos como la osteoporosis o la fibromialgia, las alergias, la hipercolesterolemia y ciertos tipos de cáncer "ya que potencia el sistema inmunitario", aseguró la especialista.

El equipo de biorresonancia cuántica utiliza electrodos que captan la frecuencia bioenergética de la persona, que posteriormente se descodifica y se transmite en un "software" médico (que cada seis meses va ampliando su capacidad). En este sentido, se recibe una frecuencia patológica alterada, y se le ofrece al paciente ayudar al proceso natural de regulación del organismo, explicó.

Además de tratar el dolor agudo y crónico y las condiciones inflamatorias, esta técnica puede actuar en trastornos del estado general como la mejora de la concentración y de la capacidad del trabajo, así como evitar la debilidad inmunológica y los trastornos del sueño. También se utiliza frente a las sobrecargas de toxinas del medio ambiente o contra los efectos causados por un uso inadecuado de medicamentos.

La experta, también asesora nacional en terapias naturales de la Asociación Española de Fisioterapeutas, precisó que el uso de esta técnica es "totalmente seguro", no provoca efectos secundarios, ni contraindicaciones puesto que activa los mecanismos de defensa del paciente, así como sus vías de eliminación de toxinas y organismos patógenos (virus, bacterias, etcétera). Además, es compatible con los sistemas tradicionales de curación y con las medicinas alternativas, apuntó, "ya que trabaja sobre el plano biofísico y todos los sistemas bioquímicos están subordinados a éste".

Siete años en España

En España esta técnica que al principio parecía "ciencia ficción" lleva implantada desde hace siete años y se cada vez está más extendido, aunque en Estados Unidos ya se aplica desde hace más de 25 años y en Alemania actualmente existen centros que realizan exclusivamente terapeutica basada en biorresonancia. En concreto, se estima que en torno a 400 profesionales se dedican a su manejo en las clínicas privadas españolas, informó la especialista.

Los resultados de esta técnica, en algunos casos, se perciben de forma inmediata desde la primera consulta, que suele durar algo más de una hora, y que puede tener un coste por sesión de entre 70 a 200 euros. "La biorresonancia cura realmente muchas enfermedades y favorece una mejor calidad de vida de los pacientes", indicó Martínez, que participó en la I Jornada de Biorresonancia Cuántica en Bioffedback, celebrada en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Este equipo cuesta en torno a 15.500 euros, y supone una herramienta "muy eficaz" al poder abarcar todo tipo de terapias y en distintos ámbitos, desde la Pediatría hasta la Geriatría. "Actualmente resulta inviable que esta técnica se implante en el sistema público de salud, no por falta de recursos financieros, sino por falta de tiempo, ya que los médicos no pueden estar más de una hora con un mismo paciente", concluyó.