El Grupo de Trabajo de Farmacia Oncológica de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (GEDEFO-SEFH) celebró la semana pasada en Madrid su 7ª reunión. En esta ocasión puso el foco en una atención farmacéutica que tenga en cuenta otras necesidades del paciente. Todo ello además del tratamiento farmacológico, y el aprendizaje multidisciplinar.

En opinión de Gerardo Cajaraville, Fundador de GEDEFO, es necesario afrontar el futuro trabajando en tres objetivos claves. Estos serían la eficiencia, la innovación asistencial y la transformación digital. Todos ellos aspectos interconectados y que se recogen también en el plan estratégico de GEDEFO.

Futuro de la farmacia oncológica

Entre los temas abordados destacaron c los controles ambientales del área estéril, los procesos de limpieza y desinfección y la formación del personal manipulador. También los ‘Planes de contingencia del área de manipulación de citostáticos’.

Otros aspectos claves del futuro de la farmacia oncológica tienen que ver con la prevención y el manejo precoz de las toxicidades por antineoplásicos y el papel del farmacéutico oncológico y hematológico para un mejor control de éstas.

Asimismo, se puso de relieve experiencias tan diferentes como el seguimiento proactivo de toxicidades en una consulta de atención farmacéutica, las experiencias en adherencia del paciente oncológico o el impacto que el tratamiento de rituximab ha tenido en la infección por COVID-19, entre otras.