Once sociedades científicas y asociaciones de pacientes se unen para solicitar a la administración que se favorezca la correcta anticoagulación a los pacientes, permitiendo la libre prescripción de los ACOD (anticoagulantes orales de acción directa) en España. Con este fin han elaborado un documento conjunto en el que piden eliminar el visado para la financiación de los ACOD para la prevención del ictus y otros fenómenos tromboembólicos en los pacientes con fibrilación auricular (FA).

Cabe recordar que los ACOD son un grupo de medicamentos anticoagulantes que constituyen la primera elección para prevenir el ictus y la embolia sistémica en la mayoría de los pacientes con FA. Desde su llegada hace 10 años como mejor alternativa al tratamiento con AVK (Sintrom), se ha producido una robusta evidencia científica que no deja lugar a dudas sobre la superior seguridad y eficacia de estos fármacos sobre los clásicos. “Los ACOD no solo son más seguros, sino que además hacen la vida más cómoda tanto a los pacientes, sobre todo a los más dependientes, como a sus familiares”, recoge el documento.

El documento lo firman las sociedades de Cardiología (SEC), Neurología (SEN), Medicina Interna (SEMI), Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), Trombosis y Hemostasia (SETH), Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Médicos Generales de Familia (SEMG), Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), Freno al ictus y la Alianza General de Pacientes (AGP).

Libre prescripción de ACOD en España

La libre prescripción de los ACOD es un reclamo urgente ante la situación de los pacientes. Y es que más de la mitad de los pacientes con AVK no están correctamente anticoagulados y tienen un riesgo alto de ictus, hemorragias y mayor mortalidad.

Sin embargo, este reclamo no es nuevo. En realidad, han pasado ya varios años desde los contactos mantenidos con la administración en relación con la necesidad de revisar el informe de posicionamiento terapéutico (IPT) y eliminar el visado para la financiación de los ACOD para la prevención del ictus y otros fenómenos tromboembólicos en los pacientes con fibrilación auricular “sin que se hayan producido avances”.

De esta forma, la tasa media de prescripción de estos fármacos sobre el total de anticoagulantes orales se sitúa en el 80 por ciento en Europa. En países como Alemania, Reino Unido, Irlanda, Francia, Bélgica, Suecia, Noruega, Grecia o Portugal, supera incluso esta cifra. La situación en España, sin embargo, es claramente mejorable: con una tasa de uso de ACOD del 56 por ciento. Es decir, por detrás de países como Rumanía (75,5 por ciento), Eslovaquia (70,3 por ciento) o República Checa (67,1 por ciento). Existe, además, una notable variabilidad en el uso de ACOD entre las distintas comunidades autónomas.