La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que aún no existe evidencia certera de que los síntomas por ómicron sean distintos a los de otras variantes. Sin embargo, se tiene evidencia clínica de los contagios en aumento.

Por otro lado, estudios alrededor del mundo han encontrando pequeñas diferencias de síntomas presentados en pacientes con la nueva variante, señaló la Dra. Patricia Ramírez, infectóloga pediatra, investigadora extramuros del Instituto Nacional de Pediatría.

Tos seca, síntoma más común en ómicron

Algunos de los síntomas presentados por las personas contagiadas son: fatiga, dolores de cabeza y cuerpo, dolores de garganta y tos ocasional, todos presentados de manera leve.

Un estudio publicado por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) confirmó que el síntoma más común de la variante ómicron es la tos seca, que afecta hasta un 89% de las personas que han contraído el virus.

No hay tratamientos específicos

Actualmente existe una amplia variedad de antibióticos y vacunas para tratar y prevenir las infecciones respiratorias, pero ninguna específica para tratar COVID. Por ejemplo, hay teorías como la del lisado bacteriano, sin embargo, no se ha probado contra la enfermedad fuera de pruebas in vitro.

¿Cuándo recomendar inmonumoduladores?

Únicamente los especialistas determinan cuándo es recomendable añadir al tratamiento integral un inmunomodulador como pidotimod para brindar inmunidad protectora contra los agentes infecciosos, sean virus o bacterias.

Por ejemplo, los casos en los que sería recomendable es en los niños, ya que tienen un sistema inmune inmaduro, así como en personas con alguna enfermedad crónica como diabetes, obesidad o en los adultos mayores.

Los inmunomoduladores como el pidotimod son un grupo de fármacos usados para prevenir las infecciones respiratorias agudas (IRA) e infecciones respiratorias de repetición en niños y adultos.

Pidotimod se encarga de estimular el sistema tanto en la inmunidad innata o de primer contacto y en la adaptativa, es decir, con la formación de anticuerpos. Este coadyuvante puede ser una medida eficaz en el tratamiento de las infecciones respiratorias al reforzar la actividad inmunológica.