“Los pacientes con patologías musculoesqueléticas y del aparato locomotor están dando vueltas por todo el sistema sanitario como el tambor de una lavadora buscando una solución a sus problemas que no acaban de arreglarse”. Esta fue una de las conclusiones del encuentro en el que intervinieron cerca de cien de especialistas en Rehabilitación y Medicina Física en un encuentro enmarcado dentro del Congreso que, sobre la especialidad, se ha celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao, organizado por SERMEF.

Más que nunca, en tiempos de crisis como los actuales, los especialistas apostaron por eliminar de la Rehabilitación aquellos tratamientos de los que se tiene evidencia científica que no son útiles. “Y todos sabemos que hay muchos”, reconocieron.

Los especialistas en Rehabilitación quieren dejar de ser considerados como los intermediarios entre el prescriptor y ejecutor del tratamiento, al tiempo que poner en valor diversos rasgos que definen la especialidad. “Uno de ellos es el conocimiento integral, holístico, global, de lo que es la perspectiva de la Rehabilitación. Somos los médicos de la función humana y realmente debemos de ser conscientes y demostrarlo en cada acto clínico que hagamos”, aseveraron.

Los jefes de sección de Rehabilitación de los hospitales españoles apostaron por implementar las tecnologías diagnósticas e introducir el concepto del intervencionismo accesible. Entre los elementos a tener en cuenta se refirieron al hecho de que se están incrementando las listas de esperas en la especialidad

Por otro lado, los expertos dejaron claro que hay patologías que llegan a sus servicios y que debieran ser tratadas en otros niveles asistenciales. “No es un problema solo de la especialidad de Rehabilitación, ocurre también en otras. La Atención Primaria y la Especializada continúan dándose la espalda. Y dolencias banales que tendrían que ser tratadas en la Primaria llegan a los hospitales”, criticaron.

Falta de coordinación en los equipos

En el evento científico, los especialistas volvieron a insistir en el hecho de  implicar al paciente en su enfermedad; que deje de ser un agente pasivo. “No se puede tratar a alguien con hipertensión solo dándole unas pastillas; tendrá que modificar sus comportamientos”.

Otros de los puntos abordados fueron la coordinación de los equipos a la hora de tratar al paciente, la unificación de la cartera de servicios, así como disminuir la variabilidad clínica. Además abogaron por la evaluación periódica de los especialistas.

Por otro lado, y tal como explicó a EL MÉDICO INTERACTIVO la doctora Roser Garreta, presidenta de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF), alma mater del Congreso celebrado en la capital vizcaína, los especialistas abogaron por dar a conocer entre la población a qué se dedica la Rehabilitación. “Seguimos siendo desconocidos”, recalcaron.

En la discusión científica se debatió sobre el establecimiento de un sistema de codificación “que no existe”, y a partir de ahí construir una serie de indicadores para establecer los estándares de calidad.

Lo que el Congreso de Bilbao dejo claro es que en esta especialidad queda mucho camino por recorrer. Entre las ideas que barajaron fue lograr un consenso entre todos para elaborar un listado de peticiones factibles a la Administración sanitaria. “Hacemos cosas que no son de utilidad; vamos a quitarlas y usar los recursos en otras cosas. Hay que nutrir a nuestros servicios de mayor complejidad. El médico de Atención Primaria puede controlar estas patologías. Vamos a pensar qué somos, que deberíamos ser, entrar de lleno en el mundo de la cronicidad. Si somos capaces de sacar adelante estos tres puntos habremos dado un paso de gigante”, concluyeron los médicos rehabilitadores.