Redacción/E.P. Mérida.- La Consejería de Sanidad y Consumo de Extremadura ha aclarado, en un comunicado, ante las críticas realizadas por la portavoz de Sanidad del grupo parlamentario popular en la Asamblea de Extremadura, Leonor Nogales, acerca del "caos" que vive el Servicio Extremeño de Salud al que acusó de "estar de vacaciones desde abril", que las sustituciones del personal para el disfrute de vacaciones han subido permanentemente desde que la Junta de Extremadura asumió las competencias en materia sanitaria.

Así, según la Consejería extremeña, concretamente en el personal de enfermería, durante 2002, las sustituciones superaron el 54 por ciento y para 2003 se sustituirá el 61,6 por ciento. "El PP no tiene ni idea de cuánto se sustituye ni dónde, aunque le resulta fácil dar una cifra. Pero esa cifra que ha dado Nogales es la heredada por el Insalud del Partido Popular, sin tener en cuenta el incremento de plazas que durante 2002 y 2003 se ha producido en el SES", insisten desde el Departamento que dirige Guillermo Fernández Vara.

Por otra parte, aclaran, "nadie del Servicio Extremeño de Salud, ni de la Junta de Extremadura está de vacaciones, la actividad ha continuado y el grupo popular recibirá la debida contestación próximamente. La pregunta sería cuántos cargos del PP están de vacaciones permanentes, incluso algunos pagadas a través de las correspondientes bajas laborales o la utilización de sus cargos públicos para estar de vacaciones".

Estas manifestaciones desde la Consejería de Sanidad extremeña vienen motivadas por las declaraciones de Leonor Nogales, quien indicó que gran parte de los problemas del SES provienen de la falta de personal en verano ya que "no se han contratado ni el 50 por ciento de las sustituciones" lo que ha provocado, a su juicio, que muchos de los servicios programados hayan tenido que cerrar por "una sobrecarga en las plantillas".

La diputada popular aseguró que las centrales sindicales ya han denunciado la situación y que la sobrecarga de trabajo se debe también a la aplicación de la jornada de 35 horas, algo que "aumenta las peonadas y provoca una menor calidad asistencial".

Acusó al consejero de Sanidad extremeño, Guillermo Fernández Vara, de hacer "propuestas estrellas" que "son de titular de prensa y luego quedan en agua de borrajas" y de provocar que en Extremadura haya ciudadanos de primera y segunda categoría, los de las zonas rurales.

Resaltó que existen problemas graves en la Gerencia del Área de Salud de Cáceres debidos a "la connivencia" entre los altos cargos de este organismo y Fernández Vara. Asimismo, denunció que hay una "amortización encubierta de las plazas de enfermería" y que las listas de espera en la Sanidad extremeña han aumentado, algo que ha denunciado el propio personal sanitario, dijo, y que se solucionaría "si la política de contratación del personal no fuera restrictiva".

Por último, Leonor Nogales resaltó que la grave situación del SES se debe también a la falta de previsión, como en el caso de los aparatos de aire acondicionado en los Hospitales Generales que ""generan molestias y empeoran la calidad de vida de los pacientes" o las obras en los centraos sanitarios que "ponen en riesgo a los pacientes, como en el Hospital de San Pedro de Mérida en Cáceres".