La Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME) ha defendido la contratación de los residentes como facultativos especialistas, en lugar de prolongar su contratación como MIR. Ya son varias las voces que han señalado que si estos profesionales asumen labores asistenciales de médicos adjuntos deben ser contratados de acuerdo a esta función.

Por lo tanto, desde FACME se solicita al Ministerio de Sanidad que los MIR que finalizan su formación en el mes de mayo de este año sean reconocidos como especialistas y que sean contratados como médicos adjuntos “desde el día siguiente de finalizar su periodo formativo, y que además se contemple aumentar el número de especialidades en las que esta medida pueda llevarse a cabo así como los criterios para ello en función de la evolución del brote Covid-19”.

Además, desde la institución se ha solicitado la posibilidad de extender el listado de las especialidades vinculadas a estas contrataciones en función de las necesidades asistenciales que puedan ir surgiendo según la evolución de la pandemia Covid-19. FACME considera que además de las recogidas en el BOE (Geriatría, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Preventiva y Salud Pública, Neumología, Pediatría y sus Áreas Específicas, Radiodiagnóstico, Microbiología y Parasitología, Enfermería del Trabajo, Enfermería Familiar y Comunitaria, Enfermería Geriátrica y Enfermería Pediátrica), se pueden incluir otras.

FACME ha mostrado su total apoyo y agradecimiento a todos los profesionales sanitarios “que trabajan sin descanso para combatir el Covid-19”, al Ministerio de Sanidad y a las distintas administraciones sanitarias.