La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) ha centrado su Junta Directiva, celebrada este lunes, en analizar el borrador de Real Decreto de regulación de la formación común de las especialidades en ciencias de la salud publicado por la Dirección General de Ordenación Profesional (DGOP) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Otro de los aspectos abordados ha sido el funcionamiento de los grupos de trabajo ya consolidados y la puesta en marcha de otros.

“Es fundamental seguir una hoja de ruta que nos permita alcanzar los objetivos y otorgue una mayor influencia a las sociedades científicas y a los profesionales en la toma de decisiones que atañen a la organización y el funcionamiento del sistema sanitario”, ha señalado el presidente de la Federación, Antonio Zapatero.

FACME respalda el trabajo llevado a cabo por las Comisiones Nacionales de las distintas especialidades e insiste en que las competencias genéricas a todas ellas están aprobadas por el Consejo Nacional de Especialidades desde 2016 y que dicho documento debe ser la base de esta formación transversal.

Además, la Federación considera que el desarrollo de las áreas de capacitación específica (ACE), tal y como dice la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), debe ser a partir del título de especialista y nunca antes. En relación con las especialidades médicas, defiende que el Foro de la Profesión Médica es una parte esencial a la hora de proponer nuevas especialidades a través del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud y de las comisiones nacionales de la especialidad.

En relación con el borrador del Real Decreto, comenta que “esperamos que nos llegue por vía oficial para poder hacer un análisis pormenorizado”. “De momento podemos compartir algunas reflexiones que ponen de manifiesto que no se tiene en cuenta la opinión de los profesionales sanitarios en un aspecto tan importante como la formación médica continuada. Las correcciones que sugeríamos en el mes de septiembre siguen apareciendo de la misma forma”.

Según ha señalado la Junta, “de la lectura del borrador también que parece deducirse un menos peso de la parte profesional y científica y una mayor influencia de la parte administrativa en un tema tan sensible como es la formación médica especializada”.

Otros temas

Otro de los acuerdos alcanzados durante la reunión ha sido la puesta en marcha del grupo de trabajo de Ética cuyo objetivo es desarrollar un documento modelo consensuado que pueda homogeneizar los códigos éticos que ya existen en otras sociedades científicas situándolos en una misma línea y crear un código ético de FACME.

En el encuentro ha participado también Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) quien ha querido trasladar a la Federación varios temas preocupantes que repercuten directamente en la atención y calidad de vida de los pacientes, como son el nivel de obsolescencia del parque tecnológico que está instalado en los hospitales de nuestro país y la necesidad de contar con una financiación suficiente de la sanidad y de mejorar la gestión de los recursos.

Alfonsel ha compartido con los miembros de la Junta la nueva edición de su documento ‘Perfil tecnológico hospitalario y propuestas para la renovación de tecnologías sanitarias’, una radiografía del grado de modernización/obsolescencia de los equipos con los que cuenta el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Finalmente, el presidente, Antonio Zapatero, se ha referido al grave problema que existe para FACME derivado de la falta de actualización tecnológica. “A nuestro juicio, hay que conseguir que se cumpla con la obligación política de dar asistencia moderna, equitativa y eficiente, basada en criterios profesionales. Consideramos imprescindible abordar la situación que refleja el informe y revertir los datos por lo que nos ponemos a disposición de la patronal para trabajar de manera conjunta”, ha concluido.