Las sociedades científicas y FACME han elaborado ocho nuevos documentos sobre el diagnóstico del SARS-CoV-2. La finalidad de estos documentos es mejorar el conocimiento de los médicos en relación con el diagnóstico clínico, de imagen y de laboratorio de la enfermedad.

Este trabajo se ha desarrollado en el seno del Grupo de Diagnóstico del Consejo Asesor de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME). Todo ello contando con las Sociedades federadas con mayor conocimiento sobre los temas abordado. Sus miembros han trabajado con gran profesionalidad, ilusión y cooperación entre ellos.

La actualización de las recomendaciones sobre el diagnóstico del SARS-CoV-2 aborda diferentes áreas: pruebas de laboratorio clínico en infección SARS-CoV-2; diagnóstico de la respuesta inmune de COVID-19; realización de autopsias clínicas y determinación de virus en muestras parafinadas; diagnóstico microbiológico de la infección aguda por SARS-CoV-2; diagnóstico radiológico COVID-19; diagnóstico de SARS-CoV-2 en Pediatría; diagnóstico clínico de la infección aguda por SARS-CoV-2; estudio de contactos, pruebas de diagnóstico de infección activa a utilizar y cribado con pruebas diagnósticas en ámbito sanitario y sociosanitario.

Más allá del diagnóstico del SARS-CoV-2

A lo largo del año el trabajo de las sociedades científicas y su puesta a disposición de las administraciones está siendo una constante. Desde FACME y desde sus sociedades federadas se suscribe la puesta en común de la evidencia científica y de los criterios técnicos como garantía para lograr los mejores resultados.

FACME está trabajando de forma paralela con sus sociedades y con las administraciones públicas en esos aspectos de menor conocimiento sobre la COVID-19 con el fin de poder dar el soporte necesario a los profesionales de cara a sus recomendaciones a los pacientes.

Asimismo, y desde el inicio de la pandemia, la Federación desarrolló diversos documentos de recomendaciones. Estas también abordaban la vacunación frente a la COVID-19 en diferentes pacientes considerados de riesgo.