El profesor José Manuel Bajo-Arenas, presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), ha valorado la implantación de la factura sanitaria informativa como “una iniciativa positiva”. Esta medida que se ha puesto en marcha en la Comunidad de Madrid ya se lleva a cabo en algunos hospitales de la Comunidad Valenciana y en Andalucía.

Tal y como señala el presidente de FACME, “en el momento delicado que vive la Sanidad se hace necesaria la adopción de medidas que permitan optimizar los recursos disponibles y, en este contexto, concienciar del coste real de las intervenciones realizadas ya sean tratamientos, cirugías, etc. constituye un acierto tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios”.

“Tenemos la suerte”, añade Bajo Arenas, “de disfrutar de una Sanidad pública y de calidad que cuenta con excelentes profesionales y que, gracias a sus inmejorables resultados en salud, es referente a nivel internacional. Si queremos mantener esta atención debemos ser conscientes de que los recursos son limitados y hay que administrarlos bien”.