La próxima convocatoria de formación sanitaria especializada anunciada por el Ministerio de Sanidad ha provocado los recelos de las Sociedades Científicas. En concreto, la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) considera que la elección de especialidad y plaza por vía telemática, en las condiciones que se han anunciado, genera incertidumbre e inseguridad en el procedimiento, y hace que se sientan mermadas las garantías de accesibilidad, transparencia y elección eficiente de la plaza deseadas por parte de los interesados.

Cabe recordar que el acceso al trámite de solicitud de plaza se realizará a través de la sede electrónica del Ministerio de Sanidad, y podrá hacerse a través de certificado electrónico o utilizando una solución propia de autenticación y firma no criptográfica basada en claves concertadas habilitada para aquellas personas que por distintas circunstancias que detalla la orden no dispongan de certificado electrónico.

A este respecto, Antonio Zapatero, presidente de FACME, matizaba que “nuestro sistema MIR es un aspecto clave de la calidad asistencial que caracteriza a la Sanidad española y, además, posee un elevado prestigio internacional. Es algo que no podemos comprometer, por lo que deben plantearse alternativas”.

Precisamente, respecto a esas alternativas, la de FACME pasa por proponer una elección presencial o mixta. En esta línea, FACME también ha solicitado al Ministerio de Sanidad transparencia total de cara a la convocatoria 2020-2021, ante las informaciones surgidas en relación con un posible cambio en el calendario que retrasaría la prueba de enero a mayo del próximo año. “Es evidente que la preparación para dicho examen es un proceso complejo, difícil, estresante y crítico para los convocados. Lo es en las circunstancias habituales, pero la incertidumbre generada por estas informaciones la hace especialmente difícil de gestionar”, señala de nuevo Zapatero.

Con este fin, el Foro de la Profesión Médica ya envió una carta a la Subdirección General de Ordenación Profesional el pasado 19 de mayo. Desde ese momento, cabe recordar que son numerosas las sociedades científicas (veintiséis hasta ahora) que han manifestado de manera explícita su apoyo al contenido de esa carta.