FACME ha reclamado el refuerzo de las estrategias de prevención y diagnóstico precoz en cáncer. Pilar Garrido, presidenta de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas, ha reclamado “no solamente mantener la atención a los pacientes con cáncer, sino también reforzar las estrategias en materia de prevención y diagnóstico precoz”. Son las herramientas que mayor impacto pueden tener en el futuro y con las que es posible “aumentar las posibilidades de curación de los pacientes”, ha añadido esta especialista en Oncología Médica.

La Federación ha recordado que su Grupo de Vacunas del Consejo Asesor COVID ha elaborado un documento de recomendaciones sobre la vacunación frente a la COVID-19 en pacientes con cáncer. Este informe trata, entre otras cuestiones, la priorización de la inmunización en estas personas y la seguridad de la vacuna.

Prevención y diagnóstico precoz en cáncer

El informe ‘Las cifras del cáncer en España 2021’ refleja la necesidad de destinar recursos humanos y técnicos para evitar retrasos en nuevos diagnósticos. Estas necesidades son mayores en esta época de crisis sanitaria causada por la COVID-19. Este proyecto de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha mencionado a esos pacientes que están “en un limbo” debido a los retrasos en los diagnósticos. Esto puede tener un impacto muy negativo en las opciones de cada paciente.

Por su parte, la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) también se ha pronunciado. Ha recomendado a todos los estados de la Unión Europea priorizar la vacunación de los pacientes con cáncer por el alto impacto de la COVID-19. En este sentido, FACME ha hablado del “alto riesgo de desarrollar formas severas de la enfermedad” que se deriva de un contagio en un paciente oncológico. Además, la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas ha señalado que existen “riesgos debidos a cambios o suspensión de los tratamientos oncológicos por la infección”.