Las mujeres y los hombres comparten la mayoría de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares (ECV), según ha descubierto un amplio estudio internacional, el primero de este tipo que incluye a personas no sólo de países de ingresos altos, sino también de países de ingresos bajos y medios, donde la carga de ECV es mayor.

El estudio mundial, publicado en la revista ‘The Lancet’, evaluó los factores de riesgo, incluidos los metabólicos (como la hipertensión arterial, la obesidad y la diabetes), los conductuales (el tabaquismo y la dieta) y los psicosociales (la situación económica y la depresión) en unas 156.000 personas sin antecedentes de ECV de entre 35 y 70 años. Viviendo en 21 países de ingresos bajos, medios y altos de los cinco continentes, fueron seguidos durante una media de 10 años.

"Las mujeres y los hombres tienen factores de riesgo de ECV similares, lo que subraya la importancia de una estrategia similar para la prevención de la ECV en hombres y mujeres", señala la primera autora del trabajo, Marjan Walli-Attaei, investigadora del Instituto de Investigación en Salud de la Población (PHRI) de la Universidad McMaster y de Hamilton Health Sciences (HHS), en Canadá.

En general, las mujeres tenían menos riesgo de desarrollar una ECV que los hombres, especialmente a edades tempranas. Sin embargo, la dieta estaba más relacionada con el riesgo de ECV en las mujeres que en los hombres, "algo que no se había descrito anteriormente y que requiere una confirmación independiente", señala Salim Yusuf, investigador principal del estudio, autor principal, director ejecutivo del PHRI, profesor de medicina de la Universidad McMaster y cardiólogo del HHS.

Los niveles elevados de colesterol (LDL) y los síntomas de depresión se asociaron con más fuerza al riesgo de ECV en los hombres que en las mujeres. Los patrones de estos hallazgos fueron en general similares en los países de renta alta y media-alta, y en los de renta baja y media-baja.