Un nuevo estudio ha evidenciado que el uso concurrente de inhibidores de la bomba de protones (IBP) aumenta la probabilidad de obtener un resultado falso positivo en el test de sangre oculta en heces. Se trata de un tipo de fármacos utilizados para el bloqueo de la producción de ácido en el estómago conocidos como “prazoles”, en el momento del test TSOHi.  Los resultados se han publicado recientemente en Journal of Gastroenterology. Los mismos se obtuvieron en participantes del programa de cribado de CCR de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

“En un análisis de 89.199 pruebas, realizadas a 46.783 participantes, durante 2010 y 2016, obtuvimos una tasa de positividad del 6 por ciento”. La proporción de falsos positivos fue del 53 por ciento, tal y como explica Víctor Moreno, coordinador de la investigación. El trabajo ha sido una colaboración del Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), y el CIBER de Epidemiología y Salud.

Más la probabilidad de un falso positivo

Además, otros medicamentos también se asociaron con un falso positivo resultado en la prueba. Era el caso de los antiinflamatorios no esteroideos, los antibióticos y los laxantes. El efecto de los IBP fue independiente del consumo de otros fármacos. Sin embargo, consumir de forma combinada IBP y antiinflamatorios no esteroideos aumentaba mucho más la probabilidad de tener un resultado falso positivo.

No obstante, los autores advierten a que serán necesarios estudios clínicos prospectivos que confirmen estos resultados. Especialmente antes de recomendar no emplear estos medicamentos con anterioridad a la realización del TSOHi.

Cabe recordar que la mortalidad del cáncer colorrectal puede reducirse detectando de forma precoz lesiones, mediante la implantación de programas poblacionales de cribado. En este sentido, el test de sangre oculta en heces inmunológico (TSOHi) es una prueba no invasiva que detecta la presencia de sangre no visible en las heces para localizar a tiempo pólipos en el colon que podrían derivar en un tumor maligno.