Una investigación llevada a cabo por clínicos de varios centros españoles describe los factores que se han relacionado con una mayor adherencia a los tratamientos con biológicos subcutáneos.

Este estudio está ya publicado en Immunotherapy. El mismo revisa la información disponible de 41 estudios diferentes. Estos evaluaban la adherencia a los productos biológicos subcutáneos en adultos con enfermedades reumáticas inflamatorias. También e enfermedad inflamatoria intestinal. Entre las conclusiones, se encontraron importantes diferencias en las tasas de adherencia publicadas en productos biológicos subcutáneos en estas patologías. Estas iban desde el 28,8 al 89,4 por ciento.

Según esta evidencia disponible argumentan que tener una mayor edad, contar con apoyo profesional o de la familia y la administración mensual del fármaco frente a la semanal, son factores clave.  El trabajo señala que algunos de estos aspectos claves pueden  potenciarse en la consulta a través de la comunicación eficaz.

La importancia de una mayor adherencia

Entre las conclusiones del trabajo destacan que una pobre adherencia en enfermedades crónicas puede comprometer la efectividad de la terapia. Además, hay  otros factores que contribuyen a tener en cuenta. Entre ellos está mejorar la experiencia de los pacientes con su cuidado,  y que comprendan mejor la necesidad de sus terapias para aliviar sus preocupaciones.

Juan Carlos Nieto, especialista del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, es uno de los firmantes del artículo. El experto subraya que, en efecto, “los resultados publicados son muy variables entre sí, influidos por las distintas formas de medir la adherencia y el diseño de los estudios”. Además, “pocos tenían la adherencia como objetivo principal del mismo”. Este estudio, en cambio, señala que “comprender las barreras para la adherencia y los factores que pueden influir en ella puede contribuir a prevenir efectos de salud adversos y exceso de costos en atención médica”.