Antonio Morente, Sevilla.- El modelo retributivo que, en noviembre de 2002, pactaron el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y los sindicatos UGT, CCOO y CSI-CSIF ya está definitivamente en vigor, pese a que todavía se augura un enfrentamiento largo entre la Administración sanitaria y CEMSATSE, que no suscribió el documento. Sea como sea, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicó el pasado 14 de marzo dicho acuerdo, con lo que ya se aplica a partir de la próxima nómina. La primera consecuencia de ello es que en esta paga se incluirán, con carácter retroactivo, las cantidades que no se han abonado desde el pasado mes de enero. Entre las mismas destaca sobre todo la entrada en funcionamiento del complemento de rendimiento profesional, un elemento con el que el SAS quiere empezar a hacer discriminaciones positivas entre sus trabajadores, de tal manera que cobre más el que más trabaja.

Las cantidades máximas que recoge este complemento ya están fijadas para tres años, ya que el acuerdo tiene vigencia hasta 2005. De manera general, los facultativos especialistas de área de todas las categorías y los adjuntos podrán ganar una cuantía máxima anual de 1.021 euros, cantidad que crecerá hasta 2.043 euros en 2004 y hasta 2.918 euros en 2005, aunque en estos dos años subirán al sumársele el IPC.

Los jefes de servicio podrán acceder en este trienio a máximos de 2.295, 4.591 y 6.559 euros, mientras que para los jefes de sección y los coordinadores provinciales de Unidades de Medicina Familiar y Comunitaria las cantidades serán de 1.685, 3.370 y 4.814 euros. Por su parte, los médicos de familia, los pediatras y los odontoestomatólogos contarán con 852, 1.704 y 2.434 euros como cantidades máximas anuales entre 2003 y 2005.

El nuevo modelo recoge entre sus compromisos la simplificación de conceptos retributivos y el inicio de la homologación en el sueldo de determinadas categorías y cargos, además de pagar las características del puesto de trabajo mediante la revisión del complemento de puesto (específico). El acuerdo incluye también que se recompense el desempeño individual y las competencias profesionales acreditadas mediante un modelo de desarrollo profesional, siempre teniendo en cuenta que no existirá merma retributiva globalmente considerada y que todos los colectivos verán incrementada su masa salarial actual. Para poder acceder a las cantidades que se incluyen en el complemento de rendimiento profesional, los facultativos deberán cumplir determinados objetivos no sólo relacionados en cuanto a las cifras asistenciales, ya que también se tendrán en cuenta cuestiones como el desempeño de trabajo por la tarde. Asimismo, se valorará muy especialmente la acreditación profesional, con lo que se anima a los trabajadores a iniciar los procesos de acreditación que va a poner en marcha la Agencia de Calidad.

El complemento de rendimiento profesional ha sido, precisamente, una de las cuestiones que más ha esgrimido CEMSATSE-Andalucía para justificar su oposición al acuerdo. Desde su punto de vista, el modelo no está claro y queda al criterio de los responsables sanitarios que los profesionales reciban más o menos cantidades por este concepto.