En España entre 3.500 y 4.000 personas padecen fibrosis quística. Los pacientes que sufren FQ padecen un defecto genético que altera la proteína encargada de regular el intercambio de cloro y sodio en las células. Esto provoca que se generen secreciones espesas y viscosas (mucosidad). Las mismas obstruyen los canales y alteran la función de los órganos donde se localizan (aparato respiratorio, digestivo, reproductor y glándulas sudoríparas). Si bien en las dos últimas décadas ha habido enormes avances en el tratamiento de esta enfermedad, la verdadera revolución ha aparecido recientemente gracias a la incorporación de los fármacos de última generación.

Es por ello que, con motivo del Día Mundial de la FQ, que se celebra cada 8 de septiembre, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) quiere recordar la importancia de seguir avanzando en el acceso a estos fármacos de última generación.

Asimismo, recuerdan que otro de los grandes avances es el abordaje multidisciplinar. No obstante, para el éxito del tratamiento, resulta imprescindible un enfoque multidisciplinar y coordinado de los profesionales de las unidades de FQ.

Fármacos de última generación

En concreto, recuerdan que la incorporación en la cartera del Sistema Nacional de Salud de Kaftrio (ivacaftor/tezacaftor/elexacaftor en combinación con ivacaftor), mejora ostensiblemente la calidad de vida de los pacientes. Este fármaco actúa sobre la proteína que regula el transporte de cloro y sodio, aumentando su producción y mejorando su función. A las pocas horas de iniciado el tratamiento, muchos pacientes ya notan sus efectos positivos. Especialmente, la reducción de la tos y la expectoración.

De hecho, más del 70 por ciento de los afectados españoles puedan beneficiarse de él. Así, hoy en día Kaftrio se está administrando con normalidad en pacientes adultos. Sin embargo, aunque su uso ya está aprobado por la Comisión Europea del Medicamento para los niños de entre 6 y 12 años, el Ministerio de Sanidad aún no ha llegado a un acuerdo económico con la farmacéutica para su financiación.