El sector farmacéutico se ha mostrado esencial en la crisis sanitaria del coronavirus. Por ello, está llamado a jugar un papel relevante en el necesario fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud y en la economía del futuro. Así lo ha querido poner de manifiesto el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, a los miembros del Grupo de Trabajo de Sanidad de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso. En la misma se ha centrado en la inversión en I+D.

En concreto, Sellés ha incidido en la importancia de su propuesta para el reforzamiento del sistema sanitario público. La crisis sanitaria ha mostrado “la importancia de tener un buen sistema sanitario público, bien dotado y adecuadamente financiado”, ha manifestado.  También lo importante que es la inversión en I+D, en innovación, y cómo la colaboración público-privada nos ayuda a ser más rápidos para encontrar de soluciones farmacológicas y más eficientes.

Por eso, sostiene, la investigación ha de ser un motor imprescindible para impulsar el sistema sanitario. Para que esto sea así, es necesario crear un entorno regulatorio estable y predecible que permita establecer planes a largo plazo. Asimismo, se hace necesaria una estrategia farmacéutica a medio-largo plazo que parta de la visión del medicamento como una inversión, y no como un gasto.

En este sentido, ha pedido también a los parlamentarios una política de acceso a los tratamientos más homogénea entre las comunidades autónomas y que vayan en línea con las de los países más avanzados de nuestro entorno.

Por último, ha propuesto aumentar las inversiones en investigación básica y clínica e incrementar la colaboración con instituciones públicas para fortalecer la inversión I+D de nuestro país. Ha insistido en que “hay margen para crecer. Partimos de una posición de privilegio para hacerlo. Nuestro liderazgo en ensayos contra el coronavirus es el resultado de años de trabajo cooperativo, que nos ha permitido convertirnos en referencia internacional”.

Papel de la industria y de la I+D durante la pandemia

El presidente de Farmaindustria también ha subrayado cómo la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto la capacidad de respuesta de la industria farmacéutica en España y de su inversión en I+D.

Primero, para evitar problemas de suministro, donde, en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos, distribuidores y farmacias, “hemos conseguido que los 25 millones de españoles que toman todos los días algún medicamento los tuvieran”. Para ello, ha añadido, “nos hemos asegurado de que las 82 plantas de producción de medicamentos que tenemos en nuestro país funcionaran a pleno rendimiento, con unos planes de contingencia robustos que han funcionado adecuadamente”.

Por último, ha recordado el trabajo para que los medicamentos que se producen en el exterior llegaran a España en tiempo y forma, evitando acopios por parte de terceros países.