El valor estratégico de la industria farmacéutica en España, el análisis del PERTE Salud de Vanguardia y la transformación digital de la Atención Primaria y el Espacio Europeo de Datos de Salud fueron los temas más comentados en la cuarta y última jornada del III Observatorio de la Sanidad. En concreto, una de las ideas que Farmaindustria puso sobre la mesa fue la apuesta por la fabricación de fármacos estratégicos en España.

En concreto, Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria, se refirió a la fabricación de medicamentos en España como uno de los retos a los que se enfrenta nuestra industria farmacéutica. “Es una de las líneas de trabajo con la Agencia Española de Medicamentos y la Dirección General de Farmacia. Creo que vamos a dar pasos importantes”. En este sentido, aseveró que “el 75 por ciento de la producción de medicamentos se exporta en nuestro país”. Incluso, en 2021 se superaron los 17.000 millones de euros "gracias al empuje de las vacunas contra la Covid-19”.

Fabricación de fármacos estratégicos en España

La sesión de tarde se centró en analizar el denominado PERTE Salud de Vanguardia. Este es un instrumento de colaboración público-privada puesto en marcha por el Ejecutivo centrado en la transformación del sector sanitario a través de la ciencia y la innovación. En línea con la idea de la fabricación de fármacos estratégicos en España Javier Ponce, director general del CDTI aportaba la realidad del PERTE.

“Empezamos a lanzar las primeras convocatorias en 2021, con proyectos que van desde el desarrollo de vacunas termoestables a tres terapias personalizadas para el cáncer. Ahora están empezando ya sus desarrollos que concluirán, previsiblemente, entre 2023 y 2024. Así, en el periodo 21-22, Ponce aseguró que "el CDTI ha invertido casi 30 millones en nuevas start-ups españolas en el área de sanidad”. Todo ello fruto de “una colaboración publico privada que puede suponer un antes y un después en el desarrollo clínico de terapias avanzadas”.

Josep M. Campistol, director general del Hospital Clínic de Barcelona, se mostró optimista ante el impacto que tendrán los fondos europeos. “Creo que el PERTE es un buen proyecto y, por supuesto nos presentaremos. El tema de las terapias avanzadas es clave para nuestro país. Somos muy buenos en producción científica, pero nos falta un paso en la parte de producción para estar al nivel de otros países europeos”.

Plan de transformación digital de la Atención Primaria

Por último, también esta jornada, Juan Fernando Muñoz, secretario general de Salud Digital, centró su discurso en el plan de transformación digital de la Atención Primaria. Así, se refirió a él como “ambicioso pero realista”. En este plan, Gobierno y comunidades autónomas buscan colaborar entre sí para “encontrar modelos que sirvan a todas ellas”.

De esta forma, el modelo, según el secretario general, está basado “en un dato de calidad, accesible y que se pueda obtener por quien lo necesite”. Muñoz quiso recordar cómo la tarjeta sanitaria fue un elemento de garantía de calidad y seguridad para el paciente durante los meses de la pandemia. “Ha sido un factor clave a nivel tanto individual como colectivo, ya que ha facilitado el seguimiento del contagio y de las vacunaciones”, concluyó.