Redacción. Madrid.- Farmaindustria considera que los datos sobre la evolución del gasto farmacéutico se enmarcan dentro de los objetivos previstos por el Pacto de Estabilidad, que "a través de medidas estructurales como el fortalecimiento del mercado de genéricos y la extensión del sistema de precios de referencia, contempla mantener el crecimiento del gasto a unos niveles sostenibles presupuestariamente". Por tanto, y según confirma en un comunicado la patronal, el Pacto "funciona y es válido para los fines para los que se planteó".

La Patronal farmacéutica destaca que el incremento acumulado del gasto en los meses de enero y febrero de 2003 ha sido del 9,92 por ciento, mientras que el interanual creció un 9,38 por ciento. No obstante, la factura creció un 10,08 por ciento en febrero respecto al mismo mes del año anterior

Farmaindustria reitera la "solidez e importancia" del Pacto y subraya que "una prueba más de la consolidación del acuerdo es que la industria ha satisfecho con éxito las inversiones en I+D previstas en el mismo para el año 2002, cifradas en 550 millones de euros, de los cuales 100 millones se transfieren para su gestión al Instituto de Salud Carlos III".

A juicio de la patronal de los laboratorios, esto ha permitido que el Ministerio haya adjudicado los primeros 55,8 millones de euros aportados por la industria para desarrollar por primera vez en España las redes de investigación biomédica cooperativa, en patologías tan importantes como Oncología, Neurología y Psiquiatría, enfermedades infecciosas, Cardiovascular, enfermedades raras, Salud Pública, o trasplantes. Con estas aportaciones se ha hecho posible que más de 11.000 investigadores españoles de todas las Comunidades Autónomas aborden proyectos de alto nivel científico.

Este esfuerzo inversor, según Farmaindustria, por parte de la industria farmacéutica es "especialmente significativo" teniendo en cuenta que el sector arrastra una merma en sus ingresos anuales de alrededor de 100 millones de euros, por el impacto que tienen los precios de referencia, a los que sumar otros 60 millones de euros como consecuencia de la rebaja de precios del 15 por ciento que afectó en 2001 a cinco principios activos.