Farmasierra Laboratorios apuesta por la producción española de medicamentos “por su proximidad y calidad en la fabricación”. Esta compañía ha organizado la jornada ‘Abastecimiento y producción Made in Spain: Desafíos 2021’. Durante el encuentro, expertos de diferentes ámbitos han analizado el esfuerzo de la industria por mantener el suministro de medicamentos durante la pandemia mundial.

Emili Esteve, director del Departamento Técnico de Farmaindustria, ha comentado que “uno de los mayores retos para que no se cayera el sistema era evitar las rupturas de stock”. “Por eso, se limitaron las dispensaciones farmacéuticas y ambulatorias para evitar la hiperdispensación”.

El portavoz de Farmaindustria ha destacado, asimismo, la flexibilidad de los organismos reguladores para aceptar cambios técnicos en las presentaciones. Durante la crisis sanitaria ha habido problemas de suministro de otros productos, como respiradores y materiales de protección. Por el contrario, el sistema de suministro de medicamentos se ha mantenido de manera satisfactoria, según ha dicho Esteve.

Farmasierra Manufacturing

Los asistentes al encuentro también han hablado de la continuidad y la seguridad en la fabricación de medicamentos. Carmen Sánchez, gerente de Farmasierra Manufacturing, ha comentado que “todas las empresas colaboradoras con la industria y todos los empleados se han volcado con la situación, lo que ha facilitado enormemente la implementación de estos planes”.

Respecto a la compra de materias primas y las exportaciones, Carmen Sánchez ha recordado que “durante la primera ola, en algunos países se prohibió la exportación de los principios activos más demandados”. “Se produjeron cierres temporales de algunos suministradores de materiales por focos de COVID-19. También ha habido escasez de algunos componentes debido a que su demanda creció en mayor proporción que la oferta”, ha añadido. Según Carmen Sánchez, los laboratorios han tenido que buscar proveedores alternativos y optimizar su gestión para suplir esas carencias.

Por su parte, Tomás Olleros, presidente del Grupo Farmasierra, ha recalcado los beneficios de la fabricación nacional “para compensar la deslocalización de la producción a otros mercados”. “La producción española de medicamentos aporta muchas garantías, sobre todo en cuanto a la calidad en la fabricación. En Farmasierra contamos con la tecnología más puntera y las certificaciones más elevadas como aval de nuestros estándares de fabricación”, ha añadido. Olleros también ha destacado el incremento de un 2% del empleo cualificado en el sector de la industria farmacéutica durante los últimos meses.