Aunque es más conocido en los adultos, el cáncer infantil es una de las enfermedades más frecuentes y con mayor mortalidad, ya que no hay distinción de edad o sexo.

A partir del 10 de diciembre de 2020, el congreso decretó que febrero será el mes nacional para concientización del cáncer infantil y estará enfocado en concientizar a la población en general, pero sobre todo a los médicos para detectarlo a tiempo y dar tratamiento oportunamente.

De acuerdo con datos del Registro de Cáncer en Niños, Niñas y Adolescentes hasta 2017 se registró una tasa de incidencia de hasta 89.6 a nivel nacional, 11.4 en niños de 0 a 9 años y 68.1 en adolescentes entre los 10 y 19 años.

Así mismo este registro reporta una sobrevida de 57 por ciento, similar a la de otros países en desarrollo, con un contraste de hasta 90% de sobrevida en países desarrollados.

Políticas públicas vs cáncer infantil

El Pleno de la Cámara de Diputados aceptó agregar un segundo párrafo al Artículo Octavo Transitorio del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, para señalar que se destinarán recursos derivados del Fondo de Salud para el Bienestar a la detección oportuna y atención del cáncer infantil.

Se establece que “el presupuesto aprobado del Ramo 12 Salud incluye hasta los 33 mil millones de pesos que se concentrarán en la Tesorería de la Federación con cargo al patrimonio del Fondo de Salud para el Bienestar, en términos de lo señalado en el transitorio Décimo Quinto de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2021, los cuales se destinarán para el fortalecimiento de las acciones en salud previstas en este Presupuesto”.

La diputada Leticia Mariana Gómez Ordaz (PVEM) señaló que se busca establecer que del presupuesto para el ramo 12-Salud se destinen los recursos necesarios para garantizar la detección oportuna y atención del cáncer en niñas, niños y adolescentes.

Mensaje de la OMS

Durante la conferencia de prensa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, lamentó que niños con cáncer estén muriendo en México (y otros países) por falta de tratamiento o de medicamentos en casos que podrían ser tratados.

Señalaron también que la emergencia sanitaria por la COVID-19 ha revelado problemas de salud en todo el mundo con grandes diferencias entre servicio de salud privado y público, lo que consideró “muy injusto”. Sin embargo, resaltó que estos problemas ya estaban presentes antes de la pandemia.