El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado que, si en el marco de la negociación de la ley estatal de los Presupuestos Generales del Estado, PP y PSOE "pactan" ampliar la oferta pública de empleo (OPE), Galicia está "en disposición" de sacar 1.600 plazas en 2017. De momento, de acuerdo con la tasa de reposición autorizada, se convocarían 820.

"Veremos si hay presupuestos", ha trasladado al portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, quien ha criticado con dureza su gestión en materia sanitaria y ha reclamado al presidente la puesta en marcha de un plan de estabilización "a cuatro años" con 2.500 plazas para recuperar "la calidad" en la Sanidad pública y acabar "con la precariedad laboral".

El dirigente socialista se ha remitido a "datos oficiales" del Ministerio de Sanidad, que revelan "una reducción de 1.000 trabajadores en la plantilla de las instituciones sanitarias gallegas desde 2009, cuando contaban con 35.079 profesionales".

Además, ha cifrado en torno a 7.000 los profesionales de todas las categorías que trabajan sujetas a condiciones "precarias, pululando alrededor de la Sanidad pública para cubrir bajas y vacaciones, en una situación puesta en cuestión por la justicia gallega y europea".

Feijóo ha defendido que, pese a las dificultades de la "crisis", la plantilla "indefinida" del Sergas aumentó en unos 1.000 efectivos con él al frente de la Xunta. Una plantilla, ha subrayado, con 7.000 médicos y un 90 por ciento con contrato indefinido.

El presidente gallego ha añadido que también aumentó la inversión sanitaria por habitante en 34 euros en los últimos seis años hasta los 1.034. También ha destacado el incremento de las intervenciones quirúrgicas y de las consultas, antes de proclamar que el gallego es uno de los "mejores sistemas de salud" de Europa.

No en vano, se ha declarado "orgulloso" de la Sanidad pública y sus profesionales pese a los ajustes salariales, al tiempo que ha recordado que ahora se les "repondrá" su capacidad adquisitiva.