“La tecnología sanitaria contribuye a la mejora continua de la calidad de vida de las personas, normalizando la vida del paciente, ya que facilita un abordaje integral de los pacientes, contemplando su atención no solo desde la perspectiva sanitaria, sino también desde la social y emocional”. Esta es la idea que Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), durante la jornada ¿Cómo hacemos más humana la sanidad?, sobre la humanización de la asistencia sanitaria.

Este encuentro tenía como objetivo abordar conjuntamente los retos que plantea la humanización del sistema sanitario. Para ello se han preparado tres mesas redondas en las que se ha contado con la participación de Industria, Asociaciones de Pacientes, Instituciones sanitarias y Administración.

Durante el encuentro, los ponentes han coincidido en señalar que la tecnología aporta humanización y da oportunidades para mejorar la atención, pero existen todavía barreras y dificultades de acceso a la innovación que mejora la ruta asistencial y los resultados que importan a los pacientes. Por esta razón, han querido resaltar la importancia del compromiso de la Administración para facilitar el acceso a tecnologías que acerquen y conecten la sanidad y los profesionales a los pacientes.

Asimismo, otras de las tareas pendientes es mejorar la accesibilidad física al entorno sanitario, un sistema de gestión de citas y pruebas racional e integrado y un entorno amable no masificado que permita el bienestar general de los pacientes, familiares y de las personas que están allí trabajando.

Iniciativas concretas

Más allá de debatir sobre la humanización de la asistencia, durante en esta jornada se han querido presentar iniciativas concretas de humanización en la asistencia sanitaria.

De esta forma, todos los proyectos presentados destacaban por el objetivo común de promover, desarrollar y desplegar iniciativas que garanticen la humanización de la asistencia sanitaria, a través de la personalización de la atención y a lo largo de todo el proceso asistencial.

Entre las conclusiones de esta parte de la jornada se han destacado una serie de retos pendientes entre los que se encuentra la participación real de los pacientes y familias en la transformación de las organizaciones, así como la digitalización del sistema de salud como una de las herramientas para mejorar la humanización de la atención a los pacientes.