Los expertos advierten de que los fenómenos extremos asociados al cambio climático que se han producido este verano en toda Europa (olas de calor, incendios, sequía…) cada vez serán más intensos y frecuentes. El cambio climático centrará la XL Reunión Anual de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), que se celebrará en San Sebastián del 30 de agosto al 2 de septiembre.

Rediseñar las ciudades, implementar nuevos planes de prevención, apostar por la educación ambiental o poner en marcha sistemas de alerta y vigilancia especializados en cuantificar los efectos dañinos del cambio climático. Estas son, según los expertos, algunas de las claves que ayudarían a mitigar los efectos del cambio climático.

“La crisis climática supone un grave problema de salud pública, ya que el cambio climático tiene numerosos impactos en la salud individual y de las comunidades”, afirma Cristina Linares, de la Unidad de Referencia en Cambio Climático, Salud y Medio Ambiente Urbano del Instituto de Salud Carlos III.

Mesa redonda

Cristina Linares participará junto a Jesús Ibarluzea, presidente del Comité Organizador del congreso de la XL Reunión Anual de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), Elisa Sainz de Murieta, de la UPV-EHU y BC3, y Dorleta Orúe-Echevarría, de la Fundación de Cambio Climático de Gipuzkoa-Naturklima, en mesa redonda “Retos del siglo XXI: Cambio climático, adaptación urbana y salud”.

Estará abierta al público y tendrá lugar mañana, martes 30 de agosto, a las 19:00 horas, con entrada libre hasta completar el aforo. La mesa redonda se pondrá seguir también vía streaming a través del canal de YouTube del Museo San Telmo.

Hacer partícipe a la ciudadanía

Esta es la primera vez que la Reunión Anual de la SEE incluye una mesa de estas características con el objetivo de hacer partícipe a toda la ciudadanía. “Es importante transmitir a la sociedad que la acción por el clima, a través de la adaptación y la mitigación, tiene beneficios directos e indirectos muy importantes sobre la salud y puede prevenir y evitar enfermedades y muertes relacionadas con el cambio climático, salvando la vida de millones de personas”, añade Cristina Linares.

Contaminación

La contaminación a corto plazo es responsable de la muerte de 10.000 personas cada año en España. “La contaminación atmosférica, la exposición a sustancias químicas y la contaminación del agua son las principales causas de enfermedad y mortalidad de origen ambiental”, apunta Jesús Ibarluzea, de la Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco (BIODONOSTIA, CIBERESP).

Por este motivo, Ibarluzea insiste en que es importante que tanto la administración como la población general conozca los posibles riesgos y beneficios derivados de las exposiciones ambientales a las que estamos sometidos.

Las ciudades como elementos de transformación

La ciudad, el entorno urbano donde vivimos, también es determinante para la salud, pues ejerce una permanente influencia en las exposiciones ambientales, sociales y psicosociales. De su diseño depende en buena manera el impacto de las olas de calor, por lo que los científicos apuestan por reestructurarlas para disminuir el efecto “isla térmica” creando nuevas zonas verdes y azules (lagos, fuentes, estanques…), construyendo tejados o cubiertas verdes en los edificios y aumentando el albedo de las construcciones y del suelo.