Redacción/E.P, Madrid.-Cerca del 10 por ciento de los pacientes que acuden a los servicios de urgencia padecen fibrilación vascular, siendo, por tanto, la arritmia cardíaca más frecuente en España, al representar más del 3 por ciento de las urgencias generales, según datos aportados por Luis Merino Llorens, secretario de la Sección de Electrofísica y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Este Grupo de Trabajo junto a la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) han elaborado el primer Documento de Consenso para el Manejo y Tratamiento de la Fibrilación Auricular en Urgencias , que acaba de ser presentado en Madrid.

El objetivo del Documento, tal como se ha explicado durante su presentación, ha sido el de diseñar una vía clínica para estos pacientes, a través, de la implantación de estrategias de actuación coordinadas entre los diversos profesionales implicados en el manejo de la fibrosis auricular, con el fin de mejorar su tratamiento y opitimizar los recursos humanos y materiales.

En el texto están recogidas las guías de práctica clínica recomendadas por la SEC y por la SEMES para el manejo de la fibrosis auricular en urgencias, proponiéndose, tal como se ha indicado, "unas pautas generales basadas en la evidencia científica y aplicables a la mayoría de los Servicios de Urgencias de nuestro país". "De esta forma "continuaron los autores- se proponen estrategias concretas de manejo de los pacientes con esta patología en los aspectos de recuperación y mantenimiento del ritmo sinusal, de control de la frecuencia cardíaca durante la fibrosis, de profilaxis tromboembólica y de ingreso o alta hospitalaria, todo ello con el objetivo de promover una mejor atención a los pacientes con un uso más adecuado de los recursos disponibles en nuestro medio".

Tal como señaló el miembro de la SEC Candido Martín Luengo, "de momento la adopción de este protocolo es superior al 75 por ciento, ya que se está difundiendo entre los profesionales, comprobándose que con una mínima educación el seguimiento es masivo".

Por último, el doctor Algarra, secretario de la SEMES insistió en que "el consenso entre ambas Sociedades Científicas introduce una importante herramienta de trabajo para los médicos de urgencias porque está hecha por nosotros y para nosotros, y constituye un primer escalón que no debe pararse aquí".

La fibrilación auricular duplica, en la actualidad, la mortalidad, favorece el desarrollo de insuficiencia cardíaca y tromboembolismo arterial. Además, el riesgo de rictus es cinco veces superior, con mayor discapacidad residual y recurrencias, tal como se indica en el documento elaborado por estas entidades científicas.