Aproximadamente, el 30-40 por ciento de las personas con epilepsia siguen experimentando crisis a pesar de haberse tratado con al menos dos fármacos anticrisis. Es lo que se conoce como epilepsias farmacorresistentes. Este es uno de los grandes problemas en el abordaje de la enfermedad. No obstante, pese a la aparición de múltiples nuevos fármacos, hasta ahora no se había logrado grandes reducciones en este porcentaje. En este contexto hace años que, en España, a través de ensayos clínicos y programas de uso compasivo los expertos vienen probando la eficacia de cenobamato para epilepsias farmacorresistentes. Ahora, tras 21 meses de espera, Angelini Pharma ha anunciado la inclusión de este medicamento anticrisis en la financiación del SNS.

En concreto, Ontozry (cenobamato) está indicado para el tratamiento concomitante de las crisis de inicio focal con o sin generalización secundaria. Está destinado, así, para adultos con epilepsia que no han sido controlados de forma adecuada a pesar del tratamiento previo con al menos 2 antiepilépticos.

Según los últimos resultados de los ensayos clínicos, aproximadamente el 20 por ciento de los pacientes tratados con cenobamato alcanzaron la libertad de crisis mantenida, por un periodo de al menos 1 año. Esta proporción de pacientes libres de crisis fue consistente independientemente del número de fármacos fallidos y el tipo de fármaco concomitante asociado. Además, el uso de cenobamato se asoció con una reducción de la medicación concomitante. Esto favorece el manejo de la tolerabilidad y la reducción de efectos secundarios.

Cenobamato para epilepsias farmacorresistentes

Mar Carreño, directora de la unidad de epilepsia del Hospital Clínic de Barcelona y presidenta de la Sociedad Española de Epilepsia (SEEP), abordaba la situación actual de los pacientes con epilepsias farmacorresistentes. “Estos pacientes precisan tratamiento con varios fármacos, cuyos efectos adversos se pueden sumar y empeorar la calidad de vida. El reto es realizar un tratamiento racional con la mayor eficacia posible y que se tolere bien”.

En este sentido, “cenobamato posee una eficacia que no habíamos visto hasta ahora para controlar o bajar de forma muy importante la frecuencia de crisis en epilepsias farmacorresistentes. Cerca de un 30 por ciento de los pacientes pueden alcanzar la libertad de crisis tomando este tratamiento. Incluso, muchos se quedan casi sin crisis, lo que tiene un gran impacto en su vida diaria”, concluye la experta.