Esta semana ha arrancado en Boston, en el Instituto de Ciencias y Tecnologías Médicas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la segunda edición del Programa de Mentorización Internacional Idea 2, en el que participan 6 equipos de innovación de hospitales españoles, patrocinados por la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE).

El objetivo del programa es apoyar las tecnologías biomédicas más innovadoras y a sus impulsores para convertir sus ideas en productos y servicios que tengan un impacto real en el cuidado de la salud.

El programa de mentorización internacional de FIPSE está desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) a través de su programa IDEA Global. En esta segunda edición, que tendrá una duración de seis meses, participarán los seis equipos de investigación seleccionados por FIPSE, junto a otros propuestos por otras instituciones internacionales. El programa está valorado en 24.000 » por equipo participante, si bien los seleccionados solo tendrán que aportar 2.000 «. Cada equipo está representado por hasta cuatro miembros.

En qué consisten los proyectos

El proyecto, presentado por Hospital Gregorio Marañón de Madrid, tiene como objetivo el diseño y desarrollo de un nuevo dispositivo para uso clínico y anestesia que protege tanto el paciente como los instrumentos médicos en las intervenciones diagnósticas que requieren la introducción de diferentes instrumentos a través de la cavidad oral para acceder al tracto digestivo y a la vía aérea inferior de los pacientes, bajo sedación o anestesia general.

El Grupo de Investigación Biomédica en Ginecología del Instituto de Investigación del Hospital Val de Hebron de Barcelona (VHIR) lleva al Programa del MIT un nuevo kit de diagnóstico molecular en cáncer de endometrio, basado en la evaluación de biomarcadores de proteínas en el fluido de las biopsias de pipetas (biopsia líquida del tracto genital femenino) para el diagnóstico de esta enfermedad en etapa preoperatoria.

El equipo del Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia (INCLIVA) lleva a Boston un kit para el diagnóstico y pronóstico de un shock séptico. HistShock combina la sensibilidad de un método analítico, espectrometría de masas, con la especificidad de biomarcadores de sangre molecular, histonas extracelulares, en una estrategia novedosa para analizar y predecir el resultado del choque séptico.

El proyecto del equipo del Hospital Regional Universitario de Málaga incluye, por un lado, la implementación clínica de una herramienta para detectar un biomarcador sérico que contribuye al diagnóstico de esclerosis múltiple. Por otro lado, el uso de una proteína recombinante (rh-iSOL) como terapia potencial para esta enfermedad, ya que se ha demostrado que tiene actividad inmunomoduladora, antiproliferativa y antiviral.

El Institut d»Investigació Germans Trias i Pujol de Barcelona propone un nuevo método de diagnóstico de la tuberculosis.

Por último, el Instituto de Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz (IDIPAZ) propone la creación de un Estroma corneal humano. Para ello, explorarán diferentes metodologías para sintetizar una matriz extracelular polimérica de colágeno junto con la impresión 3D de células madre mesenquimales sobre una matriz que imita la córnea humana.

Los equipos y los mentores expertos en cada área de actividad trabajarán durante los próximos seis meses, alternando estancias en Boston y Madrid. Tras este periodo, los participantes presentarán el trabajo realizado y los proyectos mejor valorados contarán con recursos adicionales y apoyo para un posterior desarrollo de sus ideas, además de ser galardonados con el premio IDEA2 Global.