E.P.-Los fisioterapeutas "son parte fundamental de los equipos de Geriatría para la recuperación de las funciones perdidas de la población anciana y como ayuda para la prevención a la hora de no perder su funcionalidad", según ha recordado el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), el doctor Isidoro Ruipérez, con motivo del Día Mundial de la Fisioterapia. Este geriatra ha insistido en que estos profesionales pueden ayudar a las personas mayores a ser más autónomas e independientes, máxime teniendo en cuenta que una de las principales preocupaciones de las mismas es conservar su autonomía y no perder sus capacidades físicas y mentales.

En opinión del presidente de la SEGG "es necesario llamar la atención sobre el trabajo tan poco conocido y reconocido de los fisioterapeutas" y ha insistido en que "hay que acudir a estos profesionales no sólo cuando se pierde una función y hay dolor, sino mucho antes, especialmente a nivel geriátrico para prolongar lo máximo posible la movilidad y la vida activa del anciano, ya que a cierta edad los músculos adelgazan y aumenta el riesgo o el miedo a caídas, roturas de huesos o falta de estabilidad".

Ruipérez ha recordado, asimismo, la gran revolución que han sufrido estos profesionales y el continuo esfuerzo de éstos por trabajar e investigar para prevenir y solucionar la dependencia funcional y el síndrome de inmovilización de las personas mayores. "Hoy se puede vivir con 80, 90 y hasta 100 años y ser autónomo y en ello la fisioterapia tiene mucho que ver".