La Atención Primaria como eje vertebrador del sistema sanitario español, la mejora de la asistencia al paciente, la calidad y la investigación son algunos de los ejes sobre los que girará el XXIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG),  que tendrá lugar en Granada entre el 26 y el 28 de mayo. Un encuentro que reunirá a más de 3.000 profesionales con el objetivo “de seguir avanzando en la calidad asistencial, de seguir luchando”, explica José Caballero, vocal del comité organizador y tesorero del Colegio Oficial de Médicos de Granada. “Será un punto de encuentro común”, anuncia  Antonio Fernández-Pro Ledesma, presidente de SEMG, quien considera que eventos como este, “donde los profesionales intercambian experiencias”, son los que facilitan la formación continuada de los sanitarios. “Una diversidad que redundará en la calidad para el paciente”, asegura.

La vigesimotercera edición de este congreso nacional, cuya presentación ha tenido lugar este viernes en Granada, contará además con más de un centenar de actividades diseñadas por y para el médico de familia para responder a los problemas de salud de la población. “La investigación como reto y pilar fundamental de la Atención Primaria”, destaca Fernández-Pro Ledesma, quien también recalca que “con una dotación y unos medios adecuados la Primaria es capaz de realizar investigaciones punteras”. De este modo, la amplitud de temas prevista es tan variada como los perfiles de los pacientes. “Se abordarán patologías muy diversas”, comenta Francisco José Llave, presidente del comité científico. Desde la demencia a talleres de exploración tiroidea pasando por patologías cardiacas o el uso de las nuevas tecnologías serán algunos de los aspectos a tratar durante los tres días del Congreso. Todo ello sin olvidar aspectos sociales como la mejora de la comunicación con el paciente o los hábitos de vida de la sociedad actual y su influencia en la salud de la sociedad, presentes por ejemplo en foros como “Beneficios y riesgos del running” o “Aspectos éticos y legales de la vacunación”.

Gracias a este congreso Granada será en mayo el centro de la “Atención Primaria en España”, según José María Lara Oterino, presidente del comité organizador. La ciudad acoge por tercera vez este encuentro, que además se completará con el Foro Iberoamericano en el que participarán representantes de las sociedades de Argentina, Chile, Nicaragua o Venezuela. La capital “será un faro científico”, explica Diego A. Vargas, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia de Andalucía. El evento servirá para “llegar al ciudadano, para explicarla implicación y la labor social que significa ser médico de familia”, añade el portavoz.

Pérdida de profesionales

En este terreno el tema de los pacientes crónicos y sus patologías formarán parte fundamental del Congreso de la SEMG, ya que “consumen el 80 por ciento de los recursos de cualquier sistema sanitario”, explica Fernández-Pro Ledesma. “Hay que estar preparado” para este escenario y “es una evidencia que la Atención Primaria a nivel presupuestario es la más débil”, añade el profesional. Por este motivo, encuentros como este son esenciales, asegura, para saber cómo enfrentarse a determinadas situaciones y seguir formándose para mejorar la calidad asistencial. “Se trata de formar y fortalecer a la Atención Primaria”. Los médicos de familia siguen siendo los más valorados en las encuestas y la manera para continuar haciendo un buen trabajo pasa por la formación y el uso de herramientas adecuadas. “Hay que trabajar en la calle, en un primer nivel asistencial”, apostilla.

El presidente de SEMG además considera que hay que exigir un Pacto por la Sanidad donde “se unifiquen criterios”. Para el representante médico hay que trabajar “en el horizonte de las 1.250″1.500 cartillas como máximo por médico de Atención Primaria” y cree que la no reposición de plazas, que ha supuesto “unos 10.000 sanitarios menos en los últimos cinco años”, ha redundado en una menor calidad y “en una mayor presión en las puertas de las Urgencias”. Para abordar este tema, Fernández Pro-Ledesma piensa que es esencial “analizar el gasto evitable, que no de ahorro”, matiza. Así como evitar la utilización “indicadores de gestión con criterios economicistas de ahorro”, ya que a su entender “hay que medir en función de los resultados en Salud”. Todo ello en un panorama donde en los próximos 10 años el 40 por ciento de los médicos españoles se jubilará y donde solo el año pasado “exportamos a 4.500 profesionales”, explica.