E.P.- Científicos de Dartmouth’s Thayer School of Engineering (EE.UU.) informan, en la última edición de la revista Cancer Research, que han descubierto una terapia combinada efectiva para tratar tumores cancerígenos.

Los investigadores señalan que, administrando terapia fotodinámica (activada por la luz), también llamada PDT, inmediatamente antes de la terapia de radiación, se eliminan los tumores con mayor eficacia que empleando la suma de los dos tratamientos.

"Nuestro estudio muestra que la combinación estrecha de los dos tratamientos los complementa mutuamente, permitiendo una terapia más eficaz aplicando la misma dosis", señalan los autores del estudio. PDT se emplea para tratar una variedad de enfermedades, desde el cáncer de pulmón hasta la ceguera debida al envejecimiento.

El tratamiento emplea un medicamento que se activa con la luz para eliminar el tejido tumoral. El fármaco, verteporfina en este estudio, está diseñado para acumularse dentro de los tejidos con características cancerígenas, como una red vascular débil y células en rápido crecimiento.

En el presente trabajo se estudio la eficacia de la terapia combinada administrando terapia fotodinámica y, acto seguido, radiación, para tratar tumores en ratones. La clave de este tratamiento es que el mecanismo del daño celular parece dirigirse preferentemente hacia la mitocondria celular, a diferencia del tratamiento con radiación, que inflige daños en el ADN.

Verteporfina es una molécula manipulada de porfirina. La porfirina se da en la naturaleza, es sensible a la luz y juega un importante rol en varios procesos biológicos. Cuando se activan por un rayo de luz, las porfirinas interactúan con el oxígeno en los tejidos, produciendo un derivado que es tóxico para las células. Este proceso fotoquímico es una forma eficaz de eliminar tejidos produciendo dosis masivas de este derivado.