Hace ya tiempo que los sindicatos vienen reclamando un marco de las cualificaciones y clasificación profesional para que se corresponda con las nuevas necesidades y avances producidos en el sector sanitario. En este sentido, desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO,  han decidido dar un paso adelante y presentar su propia propuesta sobre cualificación y clasificación profesional para las categorías del SNS.

Según explica el sindicato en un comunicado, el objetivo de esta propuesta es alcanzar una mayor eficacia y adaptación a los cambios tecnológicos y a las necesidades asistenciales. Para ello proponen una serie de pasos a dar. El primero de ellos sería el de “derogar una norma obsoleta”, refiriéndose a la Transitoria Tercera del EBEP, que determina desde su publicación la actual estructura de grupos profesionales “y está actuando como tapón para la necesaria y justa reclasificación de la plantilla del Sistema Nacional de Salud”, según CC.OO.

En segundo lugar, opinan que sería necesario que el Instituto de Cualificaciones Profesionales (INCUAL) realizase una revisión de cualificaciones que reconozca la capacitación real y encuadre las titulaciones en el nivel de cualificación que les corresponde.

Consejería de Sanidad de Valencia

En este mismo comunicado, FSS CC.OO expone que esta propuesta ya se ha entregado a la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana. Si bien se trata de medidas que pertenecen al ámbito estatal, el sindicato ha propuesto  a la Consejería que “considerando la importancia de las mismas, las adopte como propias e impulse en el Consejo Interterritorial del SNS el inicio de las negociaciones que conduzcan al desbloqueo de la situación”.

Asimismo, haciendo referencia a las propias competencias de la Consejería, le han pedido que se proceda “a la revisión y actualización de las funciones, incluyendo las reclasificaciones que sean necesarias y el establecimiento de ratios de personal. Todo ello a través del desarrollo del Plan de Ordenación de Recursos Humanos paralizado desde su aprobación en la Mesa Sectorial de Sanidad en marzo de 2017”.

Por último, desde CC.OO han expuesto que CCOO es urgente que las Administraciones competentes en cada materia la apertura de un proceso negociador para que de forma planificada se lleve a cabo “la necesaria reestructuración que el sistema sanitario y sus profesionales necesitan y merecen”.