La Fundación Española de Reumatología (FER) termina el año con una nueva campaña de concienciación contra el tabaco. Si bien este hábito se relaciona con el desarrollo de enfermedades como el cáncer o la EPOC, lo cierto es que también influye en la aparición de otro tipo de patologías. Los efectos adversos del tabaco pueden notarse en las enfermedades reumáticas y autoinmunes sistémicas, así como aumentar el riesgo de debilidad ósea y muscular.

La campaña, bajo el lema “En 2021, lo consigo”, gira en torno a la lista de propósitos que todos nos planteamos antes de comenzar un nuevo año. Desde la FER proponen que se apueste por la salud en 2021. Por ello, que el primer propósito de los fumadores para el próximo año debería ser dejar de fumar.

Actualmente, el 22 por ciento de la población en España afirma fumar a diario. El 2 por ciento es fumador ocasional, mientras que el 25 por ciento se declara exfumador. Europa es la región que avanza más lentamente en la reducción del consumo de tabaco, sobre todo entre las mujeres.

Desarrollo de enfermedades

Fumar disminuye la absorción del calcio en la dieta, necesario para la mineralización del hueso, por lo que los fumadores desarrollan huesos más frágiles (osteoporosis). Asimismo, el consumo de tabaco empeora el pronóstico de pacientes con enfermedades como la COVID-19, el lupus, las cardiopatías, la diabetes y el cáncer, entre muchas otras. No solo empeora su pronóstico, sino que también es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades.

Para llevar a cabo esta iniciativa se ha creado una campaña de Social Ads, con una gráfica Navideña que expresa la siguiente idea: “Cuando fumas, tus huesos lo notan, aunque tú no lo veas”. Esta campaña redirige a los usuarios a una web. En la misma, pueden dejar su deseo y conocer más información sobre los efectos nocivos del tabaquismo. Especialmente en el desarrollo de enfermedades reumáticas y autoinmunes sistémicas.