El conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, ha destacado las medidas adoptadas por la Xunta para la mejora de las condiciones laborales del personal del Servicio Gallego de Salud (Sergas), como el reconocimiento de la carrera profesional. Todo ello en una comparecencia tras la que los grupos de la oposición le han afeado la “precariedad” de los trabajadores de la Sanidad y le han recordado el fallecimiento de un hombre sin atención médica en un PAC de A Estrada a principios de agosto.

El titular de Sanidad ha comparecido en el pleno de la Cámara para informar del acuerdo para el reconocimiento de la carrera profesional alcanzado en julio entre la Xunta y los sindicatos (CESM, SATSE, UGT, CSIF y CIG), una intervención incluida a petición propia en el orden del día de la sesión.

En concreto, Vázquez Almuíña ha informado de que la convocatoria para solicitar un grado de la carrera conforme al régimen transitorio y excepcional de encuadre registró, hasta el momento, 20.600 solicitudes de reconocimiento del grado, lo que supone “el 96 por ciento posibles por esta vía”. Además, ha recordado que el plazo para presentar solicitudes termina el próximo 28 de septiembre.

“Este primer encuadre permitirá que más de 22.000 profesionales tengan un grado de carrera más, implicando un incremento retributivo medio del 6 por ciento”, ha manifestado el conselleiro, que ha precisado que esta medida supondrá un coste de 40 millones de euros. Asimismo, ha indicado que este régimen de encuadre es para los profesionales activos a día 1 de julio de 2018 y que durante los años de la crisis económica vieron paralizada su posibilidad de progresar en los grados. El pago del complemento derivado de este régimen será abonado en un 60 por ciento en el año 2019, para llegar al cien por cien de la cuantía a partir del 2020.

Almuiña ha indicado que el acuerdo de la carrera profesional no solo sitúa este reconocimiento entre los mejores de España, sino también que las cuantías del complemento de carrera colocan a Galicia por encima de la media de la remuneración de este concepto en el Sistema Nacional de Salud. Además, ha señalado que la medida se suma a las ya adoptadas para mejorar las condiciones de trabajo del personal del Sergas, como es la convocatoria de las OPE anuales, el plan de estabilidad laboral, la flexibilización de la edad de jubilación o el pacto de contratación temporal.

El objetivo es reconocer la aportación de los profesionales a la mejora de la calidad de los servicios sanitarios; distinguir a los profesionales otorgando un reconocimiento objetivo; así como fomentar la cultura del compromiso con el sistema sanitario público, ha señalado el conselleiro.

Críticas de la oposición

La primera diputada de la oposición en intervenir ha sido la nacionalista Montse Prado, quien ha afeado al conselleiro que acuda a la Cámara a “leer” el Diario Oficial de Galicia (DOG) “en tiempos en los que la Sanidad pública está en una situación de emergencia” y se ha referido al caso registrado en el PAC de A Estrada.

En esta línea, el socialista Julio Torrado ha censurado que el Gobierno gallego “no tenga voluntad” de resolver el problema de la “precariedad” laboral en el Sergas y se limite a “utilizar el Parlamento como caja de resonancia propagandística para escabullirse”. “El problema de la precariedad tiene las consecuencias que tiene”, ha advertido Torrado, que se ha referido al caso de A Estrada.

Además, sobre el acuerdo de la carrera profesional, ha censurado que el conselleiro acuda a la Cámara a “presumir” de un acuerdo que el PP “paró”.

Por su parte, Eva Solla (En Marea) ha calificado la intervención de Almuiña como un intento de “lavado de cara” para “intentar dar una noticia positiva en medio de las negativas” de las que la Xunta “deberá dar cuenta en la comisión de investigación” sobre los “recortes” en la sanidad pública gallega que el Parlamento podrá en marcha a iniciativa de los grupos de la oposición.

Una vez terminada la comparecencia del conselleiro, los grupos han continuado con el debate durante una moción defendida por la diputada de En Marea Eva Solla, que ha vuelto a instar a la Xunta a que entregar a los grupos de la Cámara información sobre los servicios sanitarios cerrados durante el verano y los criterios utilizados para ello, así como sobre los datos de las listas de espera no estructurales.