E.P.- Un estudio, desarrollado por especialistas del Hospital Infantil de Boston, aporta evidencias preliminares de que, inhalando gas de óxido nítrico, se pueden aliviar las crisis de dolor vaso-oclusivas que sufren los pacientes con drepanocitosis.

Este estudio, publicado en la última edición del Journal of the American Medical Association (JAMA), es el primero que se publica de que el óxido nítrico inhalado puede servir de tratamiento de estos episodios intensamente dolorosos y debilitantes en los niños.

Las crisis de dolor, en la drepanocitosis, empiezan en la infancia y, en la adolescencia, suponen un 90 por ciento de las hospitalizaciones de menores con drepanocitosis. Con el tiempo, la oclusión de los vasos, puede derivar en daños crónicos de órganos y, en última instancia, acortar la vida del paciente. En la actualidad, los tratamientos (analgésicos y fluidos) se dirigen a aliviar los síntomas de las crisis vaso-oclusivas y apenas son de eficacia limitada.

Un factor clave en la vaso-oclusión ahora se cree que es un acortamiento de óxido nítrico, un gras producido por las células por todo el cuerpo. El óxido nítrico dilata los vasos sanguíneos para ayudar a mantener un buen flujo de sangre, evita la coagulación anormal y controla la inflamación.

En la actualidad, el óxido nítrico se emplea a veces, para tratar afecciones respiratorias y la hipertensión pulmonar. Se emplea también en operaciones cardíacas para prevenir las lesiones por reperfusión (lesiones que tan solo se producen cuando se restaura el flujo sanguíneo bloqueado).