Las Palmas de Gran Canaria acoge la 23 edición del Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, que tendrá lugar los días 8, 9 y 10 de marzo de 2023.

Tanto la Sociedad Española de Directivos de Salud (SEDISA) como la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE) se quieren acercar a las realidades de las distintas comunidades autónomas sin perder el foco en los intereses de las personas. En palabras de Jesús Sanz Villorejo, presidente de ANDE, se trata del principal foro de gestión sanitaria de este país, donde se reunirán unos 3.000 participantes, con unas 900 comunicaciones.

Antes de esta cita, se celebrarán tres jornadas precongresuales, para ir testando las áreas temáticas que se van a desarrollar en el congreso. En estas jornadas se va a dar participación a los directivos de la comunidad canaria. La primera reunión se celebrará en La Palma, segunda en Tenerife y la tercera unos días antes del congreso.

Papel de las personas

El vicepresidente del congreso, Rafael García Montesdeoca, ha indicado en la rueda de prensa de presentación del congreso que “el comité local decidió elegir como lema la gestión con las personas. Si queremos hacer sostenible el sistema hay que incluir a las personas: usuarios, pacientes y los que conforman las organizaciones”.

El congreso se centra en cuatro áreas temáticas que ha detallado García Montesdeoca.  La primera se focaliza en gestionar con y para las personas; es decir, usuarios, profesionales y los partner de la organización sanitaria. La segunda en los instrumentos de mejora, aquella iniciativas de éxito para transformar las organizaciones sanitaria; la tercera, en la sostenibilidad para ser eficaz y eficientes, y la cuarta, en innovación que aporte valor.

Innovación

En este sentido, José Soto, presidente de SEDISA, ha recordado que la innovación se centra en aportar valor recuperando la salud, que el usuario/paciente se reintegre a su vida habitual lo antes y lo mejor posible. Aquí se enmarca cualquier innovación que sirva para recuperar la salud antes, a través de la asistencia, promoción, prevención y educación de la salud.

Son claves y necesarias las estrategias para prevenir y educar en salud, para permitir recuperar la salud de forma eficaz y eficiente. Por eso, hay que promover hábitos saludables y “es lo que se está haciendo en Atención Primaria, en las áreas de salud, en el sistema educativo, con el personal sanitario en los colegios. No hay una misión aislada del resto, todas están coordinadas”, ha indicado José Soto, quien añade que en “el próximo congreso de Hospitales y Gestión Sanitaria se darán cita personas que trabajamos con personas para curar personas, con un refuerzo al trabajo profesional, a la configuración de equipo y a las softskills, para que la gente tenga confianza”.

Superar miedos

Los participantes en la presentación del congreso han comentado que después de tanta tensión, hay que ir superando los miedos y la ansiedad e la pandemia. “Ser empáticos para mejorar las prestaciones”.

Así, Jesús Sanz ha recordado que en estos tiempos de incertidumbre apostamos por la profesionalización de la gestión, de los perfiles, de los procesos y de los criterios transparentes para nombrar directivos y para valorar su función. No es la práctica habitual, pero se está trabajando en una masa crítica de personas que cumplen el perfil. “La Administración decide quién nombra, pero nosotros trabajamos en cómo se produce esa valoración y evaluación”.