El lema elegido para el 22 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria ha sido ‘Salud 4.0: El nuevo ecosistema’. Entre los temas abordados han destacado la transformación digital del SNS, la falta de ‘batas blancas’ en los puestos directivos y gestores de los hospitales o la necesidad de profesionalización del sector.

SEDISA ha reclamado a las autoridades sanitarias “separar la política y la gestión”. Así se ha manifestado José Soto, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud, durante la inauguración del encuentro. Ha sido uno de los primeros congresos presenciales que se han celebrado en España en el sector sanitario desde que en febrero de 2020 se suspendieran todos los encuentros de este tipo. Con las correspondientes medidas de seguridad, los organizadores del congreso han mostrado su satisfacción por el éxito tanto de asistencia como del contenido de las mesas. Más de 3.000 asistentes presenciales y vía internet han seguido estas jornadas.

La ministra Darias, en la inauguración

En el acto de inauguración ha intervenido Carolina Darias, ministra de Sanidad, quien en un vídeo grabado ha animado a los profesionales del sector “a seguir con el excelente trabajo que están haciendo en su día a día”. “Estoy segura de que este congreso servirá para mejorar la calidad de la asistencia de los ciudadanos”.

En la jornada de inauguración también ha participado Francisco Manuel de la Torre Prados, alcalde de Málaga. Asimismo, José Antonio Medina, presidente del Comité del 22 Congreso Nacional, ha hablado de los retos de organizar un encuentro como el de Málaga en el contexto de la pandemia.

Por su parte, José Soto ha pedido a las autoridades sanitarias las herramientas necesarias para mejorar el sistema sanitario, con el objetivo de garantizar su sostenibilidad. “Nuestro compromiso es mejorar la calidad de los servicios que ofrecemos, así como evaluar nuestros resultados. Aceptamos que los responsables políticos nos evalúen y decidan nuestra continuidad, pero les pedimos que pongan a nuestra disposición las herramientas necesarias para conseguir la evolución no solo del sector, sino también de la sociedad”, ha dicho el presidente de SEDISA.

“Nosotros mejoramos nuestra formación pregrado y postgrado, así como las competencias que nos exigen los pacientes, la sociedad y nuestras autoridades, pero necesitamos que nuestras autoridades también nos echen una mano”.

Precisamente a estos representantes de la Administración les ha formulado diferentes peticiones. “Respeten nuestras competencias, elijan a los mejores. Nosotros nos vamos a dedicar a mejorar la calidad del sistema, aceptamos el reto de optimizar la atención al paciente y de medir los resultados”.

Respecto a la pandemia, José Soto ha recordado que “los profesionales sanitarios se han dejado la piel, y, en muchas ocasiones, también la vida, al igual que nuestros directivos”.

Por su lado, Jesús Sanz, presidente de ANDE, ha mostrado su satisfacción por el reto conseguido de poner en marcha este congreso. “Queremos acercarnos a la realidad de nuestro sistema sanitario y también queremos acercar a los gestores, los trabajadores y los pacientes. En este encuentro analizamos las realidades de todas las CC.AA., tanto en Atención Primaria como en Atención Hospitalaria, etc.”.

Respecto al futuro más próximo, Jesús Sanz ha puesto el protagonismo en los gestores. “Necesitaremos líderes que sepan ver el porvenir, que se esfuercen en mejorar el entorno en el que trabajan. Queremos personas que tengan clara su misión de trabajar para el ciudadano, y todos estos cambios no se pueden hacer sin la colaboración de los profesionales”.

Profesionalización y asistencia sanitaria

En su intervención, Catalina García Barroso, viceconsejera de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, se ha sumado “al agradecimiento por la labor que han hecho los profesionales en pro de la salud y atención de todos los pacientes, en todos los rincones del sistema”. “Hemos pasado por una situación única en la historia. Los gerentes han hablado de la necesidad del cambio, y no va a haber otro momento mejor que este. Hemos visto nuestras debilidades, pero en esta situación todos se han reinventado”.

Catalina García ha recogido el guante lanzado por José Soto. “Estoy de acuerdo en que tenemos que dejar trabajar a los profesionales. También soy partidaria de la profesionalización, pero debe ir al lado de la asistencia sanitaria. Debemos seguir trabajando para continuar la labor que la pandemia nos ha marcado”.

Déficit de profesionales

En el ámbito institucional, también ha intervenido en el congreso de Málaga Juan Manuel Moreno Morilla, presidente de la Junta de Andalucía. En su intervención, ha agradecido el trabajo de los gestores y los directivos sanitarios durante la pandemia.

Por su parte, Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad del Ministerio de Sanidad, ha sido la encargada de clausurar el encuentro. Le ha acompañado en este acto oficial Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

En su intervención, Silvia Calzón ha comentado que la pandemia “ha puesto de manifiesto el déficit de profesionales, que es la gran preocupación compartida por los servicios de salud”. Esta necesidad ha sido la causa del “esfuerzo” realizado, por segundo año consecutivo, en la orden de convocatoria de formación sanitaria especializada de Medicina, Enfermería, Biología, etc.”.

En este sentido, ha confirmado que “aumenta la oferta”, algo que tendrá que seguir ocurriendo, “en línea ascendente, durante los próximos años”.

Necesaria transformación digital

La transformación digital ha ocupado un apartado especial dentro del discurso de Silvia Calzón, puesto que la considera “algo absolutamente necesario”. “Estamos trabajando en una estrategia de salud digital a nivel nacional, y ya se han dado pasos interesantes. En el Ministerio se ha creado una secretaría general propia, así como una comisión en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud”, ha añadido.

En relación con la transformación digital, la secretaria de Estado de Sanidad ha comentado que “uno de los aprendizajes de esta crisis es que tenemos la necesidad imperiosa de convertir toda esa información tan inabarcable que manejamos en los sistemas sanitarios. Queremos que esos datos reviertan en la generación de conocimiento y de inteligencia”.

En su opinión, solo de esta manera se podrán afrontar futuras crisis, y también mejorar la salud de la población. Para conseguirlo, el sistema ya dispone de instrumentos como el big data, el internet de las cosas, el data lake.

Enorme potencial del SNS

“Por fortuna, hemos visto en los últimos meses que seremos capaces de afrontar todos estos retos. Ya tenemos ejemplos de demostraciones de un enorme potencial cuando el SNS, en su conjunto, comparte objetivos. Así lo estamos viendo a diario en el desarrollo de la campaña de vacunación frente a la COVID-19”.

Por último, Silvia Calzón ha pedido a los gestores y a los directivos sanitarios que, de una forma metafórica, “pinten de azul los hospitales”. Así, les ha dicho que los hagan “cada vez espacios más humanos”. En este sentido, ha añadido: “Más allá de compartir el conocimiento y la gestión diaria, debemos poner todo el foco en las relaciones humanas, en las relaciones con nuestros profesionales, nuestros pacientes y sus familias”.

Déficit de batas blancas

“Déficit de batas blancas” para puestos directivos y de gestión. Este ha sido uno de los lamentos de los consejeros de Sanidad que han participado en el encuentro organizado por SEDISA y ANDE. Los responsables de Sanidad de Andalucía, Galicia, Madrid, Baleares y Extremadura han hablado en Málaga de las dificultades que tienen para encontrar profesionales sanitarios que quieran asumir puestos de gestión o dirección de proyectos.

El moderador de la ‘mesa de consejeros’ ha sido José Soto, presidente de SEDISA, quien ha tendido una mano a los representantes políticos: “Los directivos estamos totalmente comprometidos. Ahora os pedimos ayuda para conseguir la profesionalización de la gestión sanitaria”.

Habilidades y conocimiento

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha sido quien ha pronunciado la frase “déficit de batas blancas” a la hora de designar cargos gestores. “Nos cuesta mucho encontrar directivos. La idea es que la selección sea lo más objetiva posible, con transparencia. La decisión debe basarse en cuestiones como las habilidades y el conocimiento. Es necesario profesionalizar la gestión sanitaria y despolitizar su labor”, ha dicho Jesús Aguirre.

Respecto a los cambios y los retos del sector, se ha mostrado optimista. “Debido a la pandemia hemos tenido que investigar e innovar más que nunca. Ha sido una gran actividad y creo que todos estos pasos que hemos dado se deben asentar y continuar en el futuro”.

Entre otros aspectos ‘positivos’ que ha dejado la pandemia, Jesús Aguirre ha mencionado el flujo constante de información que se ha mantenido entre los profesionales sanitarios. También ha realzado la labor conjunta que han desempeñado los responsables y profesionales de la Sanidad pública y privada.

Transformación permanente

Enrique Ruíz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha hablado de la necesidad de realizar una “transformación permanente” en el sistema sanitario. Así se ha demostrado durante la crisis causada por la COVID-19. “Hemos afrontado la situación con diversas iniciativas, como la conversión de hoteles en centros medicalizados o la construcción del Hospital Isabel Zendal, específico para tratar a los pacientes con coronavirus”.

El titular de la Sanidad madrileña se ha referido a la aprobación de la Ley de Buen Gobierno, que todavía tiene pendiente “revisar cuestiones como las retribuciones o la formación, así como la transparencia”.

Digitalización del sistema sanitario gallego

Durante su intervención, Julio García Comesaña, conselleiro de Sanidade da Xunta de Galicia, ha explicado que durante la pandemia se han ‘digitalizado’ muchos procesos de la Sanidad, incluidos los datos de más de 700.000 personas en Galicia.

Otro reto manifestado por García Comesaña ha sido la reversión de la ‘inhumanización’ que se ha producido en el sistema sanitario por culpa de la pandemia. En este sentido, se ha referido especialmente a la necesidad de recuperar el acompañamiento de un paciente durante su hospitalización o la reanudación de las consultas presenciales.

“Debemos aprovechar las circunstancias actuales para modificar los procesos y hacerlos más sencillos no solo para los pacientes y sus cuidadores, sino también para los profesionales”, ha dicho el responsable de la Sanidad gallega.

 La gestión en la formación sanitaria

“Nadie nos ha preparado para la gestión sanitaria”, ha comentado Patricia Gómez i Picard, consellera de Salud y Consumo del Govern Illes Balears. “Necesitamos incluir la profesionalización en la formación para aprender a ser líderes de la transformación del sector”. Como asignaturas pendientes, ha indicado que todavía falta establecer “una retribución justa”. “Nos está costando encontrar a las personas más capacitadas para liderar los proyectos”, ha añadido.

En la misma línea que sus compañeros, José María Vergeles, consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, ha hablado de los problemas para encontrar profesionales dispuestos a asumir puestos directivos o de gestión. “Difícilmente podremos encontrar a candidatos si no hay contenidos formativos de gestión sanitaria durante los estudios universitarios”, ha lamentado.

Asimismo, ha criticado “la caza de brujas vivida por aquellos directivos que se vacunaron primero de la COVID-19”. “Esto no se puede repetir, significa que estamos viendo a los cargos directivos con otros ojos. Son profesionales que también lo están dando todo para que el sistema funcione”, ha dicho Vergeles. En este sentido, el consejero ha animado a SEDISA y a Ande a trabajar junto con las fuerzas políticas para promover y mejorar la imagen de los profesionales de la gestión sanitaria.

La transformación impuesta por la pandemia

Gerentes y directivos de servicios de salud de diferentes comunidades autónomas han hablado de la “transformación” que ha impuesto la pandemia del coronavirus en el sistema sanitario, así como del “liderazgo” para impulsar todos los cambios necesarios. La gestión de la pandemia ha supuesto “un gran esfuerzo personal, profesional y emocional de todos los trabajadores del sector”, han dicho.

Jesús Vázquez Castro, director general del Proceso Integrado de Salud de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha comentado que “los cambios suelen producir resistencias, y la COVID-19 ha impuesto unos cambios tremendos en todos los ámbitos asistenciales”. En la peor etapa de la crisis sanitaria, los profesionales han tenido que adaptarse a la situación, en ocasiones con muy poca información, y otras, con un exceso de datos, a veces contradictorios”.

“Hemos aprovechado todas las fuentes y las nuevas tecnologías, la consulta no presencial. Hemos puesto en marcha iniciativas impensables hace dos años. Tenemos nuevas formas de trabajo, y nos hemos dado cuenta de que necesitábamos una palanca para llevar a cabo el cambio”.

El líder es una persona con capacidad para influir en los demás para cambiar conductas y comportamientos. Es necesario profesionalizar esa figura para que el cambio y la transformación de un sistema pueda ser positiva”, ha dicho Vázquez Castro.

En su opinión, es el momento de hacer “un plan estratégico de consenso en España para analizar estas experiencias de éxito” que se han desarrollado en las respectivas comunidades.

Formación de directivos y gestores

José Flores Arias, gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), ha destacado la necesidad de fomentar “la educación” no solo del personal sanitario, sino también de los directivos o gestores y también de los pacientes. “La comunicación suele ser uno de los puntos débiles de la organización de centros como los hospitales. En Galicia hemos intentado mejorar este aspecto, y hemos conseguido muy buenos resultados”.

“Durante la pandemia ha habido gente que ha dado un paso adelante para ejercer el liderazgo. Debemos tenerles en cuenta. Muchas veces los profesionales que se dedican únicamente a los procesos asistenciales también están haciendo gestión. Finalmente, todos representamos a la empresa en la que trabajamos”.

Respecto a la sostenibilidad del sistema, José Flores ha resaltado que Galicia ha apostado firmemente por las TIC, especialmente por la historia clínica digital. “En la pandemia hemos incorporado otras herramientas, como la videoconsulta”, ha añadido. También se ha referido a la consulta a domicilio, que se ha centrado no solo en el paciente con una patología crónica, sino también en el que tiene una dolencia aguda.

Profesionalización de la gestión sanitaria

“La profesionalización de la gestión sanitaria salva vidas”, ha sentenciado Miguel Ángel Guzmán Ruiz, director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS). En el escenario de la pandemia, se han vivido “situaciones de incertidumbre”, ha definido. “Es cierto que llevamos muchos años pidiendo cambios en consonancia con la sociedad.

“La transformación del sistema sanitario no es posible sin líderes, pero estos 1íderes necesitan formación y herramientas para hacerlo”, ha dicho María Amparo García Layunta, directora general de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana.

“Las nuevas formas de gestión basadas en la innovación solo son posibles en entornos de modelos abiertos y colaborativos que propicien un intercambio del conocimiento. Para ello, es necesaria la formación del paciente, que también debe ser el promotor del cambio, junto con los trabajadores, los directivos y el resto de los actores sociales”.

“La transformación, los cambios y la innovación se realizan a través de modelos colaborativos y abiertos”, ha manifestado García Layunta. Dichos sistemas deben basarse “en formas de gestión del talento, en la diversidad del conocimiento. El objetivo es dar solución a problemas sanitarios complejos. Y todo ello, con el foco puesto en la sostenibilidad del sistema, con líderes formados y apoyados”.

“Las comunidades necesitamos estar bien financiadas para tener una sanidad sostenible”, ha concluido la directiva de la Comunidad Valenciana.

Formación de los líderes

“Reforzar y apostar por la formación de los líderes en habilidades y competencias”. Esta ha sido la propuesta realizada por José María Arnal, gerente del Servicio Aragonés de Salud, como “motor del cambio y transformación”. Esto se debe hacer “con una visión estratégica”.

Entre sus conclusiones, Arnal ha apuntado “aprender de las experiencias vividas en la propia autonomía, pero también en el resto de las comunidades. Este proceso puede ser muy enriquecedor”.

Otros elementos que ha mencionado para conseguir la transformación del sistema han sido “el trabajo en red” y “recuperar el sentimiento de pertenencia a la organización”.

Estabilidad del SNS

Los modelos de financiación sanitaria han protagonizado la mesa moderada por Joaquín Estévez, presidente de la Fundación SEDISA. La primera ponencia ha sido la de José Antonio Miranda, director general de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Las principales ventajas del Sistema Nacional de Salud, en su opinión, son su carácter universal, que es estable y fácil de recaudar y que supone “un efecto redistributivo de la riqueza”. También como aspectos positivos ha apuntado que son los ciudadanos, a través de sus representantes políticos, quienes aprueban el importe de recursos destinados a la Sanidad.

Entre “los inconvenientes”, ha apuntado que el sistema “está muy sujeto al ciclo económico, sobre todo en tiempos de crisis”. Y también depende del cumplimiento de los límites al déficit público marcados por la Unión Europea.

A continuación, José Antonio Miranda se ha centrado en la “optimización de la gestión de los recursos públicos tras el esfuerzo financiero del Gobierno andaluz”.

Modelos innovadores de financiación sanitaria

José Luis Segú, socio director de Oblikue Consulting, ha hablado de las utilidades y las posibilidades de los modelos innovadores de financiación. Su principal propuesta ha sido “el desarrollo de un marco estratégico en el Sistema Nacional de Salud para definir las diferentes opciones”. En este sentido, ha apuntado tres niveles:

  1. Políticas generales que faciliten orientar al SNS a los resultados y al valor, especialmente en el ámbito de la incorporación de la innovación.
  2. Modelos innovadores de precio y financiación. Se debe vincular el precio y el resultado en términos de beneficio clínico, impacto económico o disponibilidad de producto.
  3. Definir las reglas del juego: la incorporación de la innovación debe realizarse con transparencia, sobre todo en cuanto a su precio (multiindicación, combinaciones, etc.). También debe haber “unos criterios claros en las relaciones entre los agentes”.

Según José Luis Segú, en España hay poca evaluación de los resultados, “debido a la confidencialidad”, entre otros motivos. Además, hay pocas, o ninguna, evaluaciones independientes. En definitiva, ha considerado necesario realizar “un esfuerzo contundente de evaluación independiente, de transparencia y de intercambio de la información disponible”.

Los fondos europeos Next Generation

En su intervención, Juan del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal, ha mostrado su preocupación por el destino final de los fondos europeos ‘Next Generation’. Ha recordado que una buena parte de este presupuesto irá destinado a la transición ecológica y digital de España. “Hace falta mucha capacidad de gestión, y a veces nos preguntamos si la Administración podrá hacerlo con eficacia. En muchas ocasiones los proyectos incluidos en los presupuestos no se desarrollan, lo cual es bastante penoso”.

En España, el Gobierno central es el encargado de “liderar la gestión del dinero procedente de la UE”, ha remarcado Juan del Llano. “Necesitamos mucho liderazgo, con actitud y, sobre todo, con muchas propuestas. Debemos pensar que vendrán evaluadores de la Unión Europea para examinar esta labor”.

La pandemia ha mostrado “un gran margen de mejora” en el sistema sanitario español. Las Administraciones deben funcionar “como una sola”, deben coordinarse entre sí. Y también es fundamental la colaboración público-privada, ha apuntado el director de la Fundación Gaspar Casal.

Modelo Amazon Health

Diversos expertos han analizado las posibilidades de aplicar el ‘modelo Amazon’ al sistema sanitario español. Así lo han hecho en la mesa ‘Tecnología y Transformación del Sistema Sanitario. ¿Amazon Health es el modelo?’.

El moderador del debate ha sido José Fernando Pérez, director asistencial del Hospital de Alta Resolución El Toyo, perteneciente a la Agencia Pública Hospital de Poniente de la Junta de Andalucía.

En su intervención, Rubén Sanz Cartagena, gerente del Hospital Vithas Málaga, se ha preguntado qué puede aprender un hospital y un médico del modelo Amazon. En su intervención ha hecho un paralelismo entre el funcionamiento de la compañía estadounidense y el sistema sanitario español. Y es que, como ha recordado, “Amazon ha entrado en el sector”, y lo ha hecho directamente, por ahora, a través de los seguros de salud, junto con Buffett y JP Morgan. En concreto, han creado un seguro para sus empleados.

“Las tecnológicas han decidido invertir en el sector salud. Van a ser agentes y llegarán con herramientas muy concretas. ¿Podemos aprender del modelo de negocio de Amazon? ¿Somos capaces de acelerar la transformación y de disminuir los problemas actuales?”, se ha preguntado.

Una de las ventajas del modelo Amazon, según Rubén Sanz, es “la capacidad de decisión y el empoderamiento” del cliente. “Amazon ofrece la posibilidad de comprar entre la variedad de productos que ofrece la plataforma. Además, los clientes que compran a través de esta plataforma quieren satisfacción, es decir, calidad. Se trata de un servicio directo y disponible de manera permanente”.

Igualmente, Amazon ofrece el acceso a cualquier producto y de manera remota, es decir, fomenta “la equidad y la accesibilidad”, dos características que también se reclaman en la asistencia sanitaria. Asimismo, la compañía de Jeff Bezos tiene cualidades como “conciencia de salud, compromiso, adaptabilidad y resiliencia”, entre otras.

“Amazon claramente ha apostado por la salud”, ha comentado Sanz Cartagena. Y lo ha hecho por medio de aplicaciones o plataformas como IORA Health, 1492, Pillpack Amazon Pharmacy, Whole Foods, Alexa, Amazon Care, Movement Health, etc. “Son algunas de las iniciativas que ha puesto en marcha relacionadas con la salud, aparte de diversas colaboraciones con universidades y también proveedores de servicios de salud de Estados Unidos”.

La marca Amazon evoca también otros conceptos, como “innovación, digital, cliente y facilidad. El cliente es el foco del trabajo de Amazon”, ha añadido el gerente de Vithas Málaga. Respecto a la gestión digital, Amazon emplea el análisis predictivo o el uso de datos. También la automatización de procesos, la experiencia de cliente y la interoperabilidad. Todos estos conceptos también se han comenzado a aplicar en el sector sanitario.

El factor fundamental de Amazon es la hiperpersonalización o tratamiento preferente (EASE). También se preocupa por la Salud de consumo (Orcha) y la personalización a escala (Athlone).

Resultados en salud y transformación digital

Aparte del ‘modelo Amazon’, los congresistas también han abordado la utilidad del big data en la orientación a resultados en salud. María José del Jesús Díaz, catedrática de la Universidad de Jaén, ha hablado de inteligencia artificial y de la ciencia de datos. “La transformación supone una gran carga de trabajo a nivel organizativo. En el aspecto positivo, los dispositivos médicos permiten ya controlar una gran cantidad de datos con herramientas para automatizarlos. De esta forma, se evita sobrecargar el sistema con asistencias que pueden evitarse mediante un control automatizado. En este nuevo panorama, lo que se plantea es dónde queda el papel de las personas”, ha dicho María José del Jesús, quien se ha preguntado por “el lado humano y la interpretación correcta del dato”.

Juan Antonio Gómez Palomeque, de la Subdirección del Departamento de TIC del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha hablado de “la evolución de los modelos asistenciales”, algo en lo que Andalucía “lleva trabajando desde hace años”. Según ha defendido, el SAS tiene “una posición estratégica avanzada en el desarrollo del proceso de transformación digital”. “Se trata de un proceso de innovación continua destinado a aumentar la eficacia de nuestros procesos. El objetivo es alcanzar un mayor grado de satisfacción de nuestros clientes”.

Al hablar de clientes, Gómez Palomeque se ha referido no solo a los pacientes, sino también a los profesionales, las empresas de suministros, etc.

Finalmente, Antonio Acevedo Prado, director general de Atención Integral Sociosanitaria de la Xunta de Galicia, ha expuesto los principales cambios que está experimentando la sanidad de esta comunidad autónoma. En su ponencia, ha explicado la integración sociosanitaria en Galicia y el papel que ha desempeñado la tecnología “como pilar del nuevo ecosistema”. En este aspecto, se ha referido a la teleasistencia como una de las grandes protagonistas de la atención médica durante la pandemia.

También ha expuesto la Estrategia 5 P, en referencia a los conceptos asociados al modelo sanitario: personalizado, proactivo, predictivo, participativo y poblacional. “Los proyectos que emanen del nuevo modelo de asistencia avanzada en Galicia deben tener en cuenta estas 5 pes”, ha apostillado Antonio Acevedo.