Redacción/ E.P.- El establecimiento de relaciones en las materias de interés común, así como facilitar la coordinación y ayuda mutua en la promoción de un mejor conocimiento de los temas sanitarios es el núcleo del protocolo marco de colaboración suscrito entre el Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón y el Instituto de Salud Carlos III. Dicho convenio, que ha sido firmado por el consejero de Salud, Consumo y Servicios Sociales, Alberto Larraz, y el director general del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) Antonio Campos Muñoz, fija el escenario para el establecimiento de acuerdos específicos en aquellas actividades que puedan ser objeto de una colaboración científica y técnica entre ambas instituciones. La vigencia de este protocolo marco es de cinco años, prorrogable por iguales periodos de tiempo, y las dudas o controversias que pudieran surgir en su aplicación serán resueltas por una comisión mixta de seguimiento.

Tras la firma, Antonio Campos indicó que a partir de ahora "vamos a poder trabajar en ámbitos de colaboración ya muy concretos y específicos en los que se puedan encontrar esos intereses comunes y convergentes para bien de los ciudadanos". El Instituto de Salud Carlos III "es un instituto también de Aragón " incidió – y en este sentido, colaborará con la Consejería de Salud en todo lo que pueda en el ámbito de su competencia" que incluye, fundamentalmente, actividades como la prestación de determinados servicios, con los que puede contribuir al desarrollo de actividades que pueda demandar en un momento determinado la Consejería

Entre las actividades que van a ser objeto de esta colaboración, según ha informado mediante un comunicado el Gobierno de Aragón, se encuentran la promoción y realización conjunta de proyectos concertados de investigación científica y técnica, así como la utilización conjunta del personal científico y técnico, y el uso compartido de las instalaciones y equipos ya existentes, o de futura instalación o adquisición, así como la utilización común de servicios auxiliares.

También se encuentran entre los objetivos del acuerdo suscrito, la formación y especialización mediante cursos, seminarios y otras actividades similares de los profesionales aragoneses a través de la Escuela Nacional de Sanidad, de la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo y las instituciones docentes de la Consejería de Salud aragonesa y sus organismos, entre otros aspectos.

Redes temáticas

Antonio Campos destacó que, de forma periódica, realiza una serie de convocatorias y más recientemente, las de redes temáticas de investigación cooperativa. En este sentido, el director general del Instituto de Salud Carlos III felicitó a los investigadores y profesionales sanitarios de Aragón porque "ha tenido un éxito enorme la comunidad aragonesa en esta convocatoria". Recordó que Aragón participa, de las 69 redes temáticas aprobadas, en 26, y están en contacto con otros investigadores del resto de España. Del mismo modo agregó que participan 350 investigadores de Zaragoza, Huesca y Teruel y unos 50 grupos distribuidos en toda la comunidad vinculados a estas redes de investigación sanitaria. Campos resaltó que todas las redes han sido evaluadas por un comité internacional externo. A su juicio, la participación "tan alta" de los profesionales de Aragón "va a facilitar que a través de estas redes puedan incorporarse a los programas europeos".

Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud

Por su parte, el consejero se refirió a que la creación del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud "para nosotros ha sido esencial", al tiempo que estimó que "nos vino excelentemente bien, en los prolegómenos de la creación de las redes, para dinamizar a los investigadores". Larraz concretó que el Instituto Aragonés "es un poco el instrumento entre el Instituto de Salud Carlos III y el Departamento de Salud ", y apostilló que "nos sirve como estímulo y motivación de los profesionales".

Asimismo, el gerente del citado Instituto aragonés, Esteban de Manuel Keenoy, recalcó el "amplio abanico de temas prioritarios que se van a abordar", que según explicó, "cubren los aspectos más prioritarios de la investigación a nivel español y mundial" que tienen relevancia desde el punto de vista científico pero también desde el punto de vista sanitario, con la idea de que la investigación que se haga en los centros de Aragón a corto, medio o largo plazo tenga aplicación en la práctica clínica, la labor intelectual, la labor de gestión del conocimiento y para los profesionales a la hora de atender a los pacientes".